Entradas

Malos tratos

Nuestro comunicado en el Día Mundial Contra la Trata de personas

El 30 de julio es la fecha elegida por Naciones Unidas para concienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico humano, así como promocionar y proteger sus derechos.

Desde la Comisión para la Investigación de malos Tratos a Mujeres, con ocasión de esta conmemoración, consideramos esencial visibilizar que el máximo exponente de la trata a nivel global, sin menospreciar otras formas de esta terrible actividad, es la que se realiza con fines de explotación sexual, siendo la que mayoritariamente afecta a mujeres y niñas. (El 84 por ciento de la trata de personas tiene fines de explotación sexual, y el 94 por ciento son mujeres y niñas, según las cifras de ONU mujeres)

Al igual que no se puede obviar que la existencia de la prostitución es la base de cultivo de la trata con fines de explotación sexual.

Por ello, aprovechamos una vez más este día para reclamar medidas de carácter integral que den respuesta a esta lacra y entre ellas, la penalización del proxenetismo en todas sus formas, la tercería locativa, así como la penalización de la demanda de prostitución.

Las organizaciones de mujeres nos encontramos impotentes a la hora de trabajar con las mujeres en situación de trata y prostitución, si a estas alturas no contamos con recursos esenciales como son los mecanismos de apoyo terapéutico y posibilidades de inserción laboral, con perspectivas laborales reales, pues todo lo demás desincentiva cualquier actuación dirigida a su recuperación y no hace sino solapar la realidad en que viven inmersas, que no es otra que volver a ser prostituidas.

La penalización de la trata, con independencia de la voluntad de la víctima y la inclusión de medidas dirigidas a dar visibilidad a la industria de la pornografía como otra forma de trata incluyéndose medidas de prohibición de la pornografía y explotación de las mujeres a través de las redes sociales y las nuevas tecnologías resulta igualmente clave en la lucha por la erradicación de la prostitución y contra la trata, pues constituye una herramienta fundamental en el consumo de prostitución y facilita la captación de mujeres víctimas de explotación sexual. Como acaba de corroborar el informe recientemente publicado por el Grupo de Expertos sobre la Lucha contra la Trata de Seres Humanos del Consejo Europeo (GRETA)

Todavía queda mucho por hacer, pero desde nuestra entidad continuaremos luchando hoy y todos los días, para que se tengan en cuenta nuestras reivindicaciones en favor de los derechos de todas las mujeres y niñas tratadas y prostituidas.

NI HOY NI NUNCA, NUESTROS CUERPOS PUEDEN SER CONSIDERADOS MERCANCÍA.

España se une a la protesta contra el Lalexpo, la versión colombiana del Salón Erótico de Barcelona

Como entidad abolicionista, suscribimos, compartimos y rogamos la firma y difusión del siguiente llamamiento promovido por varias asociaciones feministas para evitar que el Congreso Lalexpo, se celebre el en Colombia, del 23 al 26 de julio. 

Pulsa el siguiente enlace para firmar la petición: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeiiytrpU-5C8uJBdLYdwYQs8CwwZrkM2h__uJts59ZpV7MDg/viewform

#ElPornoNoEsUnaConvención

El Movimiento Feminista colombiano y varios sectores sociales ha demostrado una increíble fortaleza al conseguir la cancelación del VIII Congreso Lalexpo en Cartagena y Barranquilla, el Latin American Adult Business Expo que convoca a la industria pornográfica global que se lucra de la explotación sexual de las mujeres de América Latina. Sin embargo, su próxima localización ha sido anunciada y la ciudad que lo acogerá del 23 al 26 de julio, con el respaldo de las autoridades y al parecer de los principales medios de comunicación del país, es la ciudad de Cali, Colombia.

Es el turno del movimiento feminista español de apoyar esta lucha, entendiendo que Colombia es el tercer país de origen más común entre las víctimas de trata identificadas en España. Que España no solo se lucra a través de sus plataformas proxenetas de pornografía, apps y webcam, sino que es uno de los países donde más hombres demandan explotación sexual de mujeres colombianas.

En España el Salón Erótico de Barcelona ha atraído el interés de la opinión pública debido al poderoso marketing que intenta mostrarla como una industria responsable y ética, que incluso ha intentado clasificarlo de feminista. Pero somos las feministas las que criticamos la normalización de esta violencia sexual, que enmarcan erróneamente como sexualidad.

Somos nosotras quienes señalamos cómo se erotizan prácticas sexuales dañinas o abusos de poder como violencia sexual con mujeres en estado de embriaguez o inconscientes. Somos nosotras quienes criticamos la escuela de desigualdad que supone la pornografía. Somos nosotras, en definitiva, quienes priorizamos el placer y el deseo femenino sobre el falso derecho de los hombres a acceder al cuerpo de las mujeres como una necesidad irrefrenable.

Colombia no puede lucrarse con la explotación y exportación de sus mujeres y niñas en una industria claramente violenta, racista, colonialista y extractivista, por mucho marketing que se le infiltre. Nuestra responsabilidad con la construcción de una sociedad global más igualitaria y de una sexualidad placentera para todas nos impide callar ante el anuncio de eventos como Lalexpo.

Así mismo nos preocupa el anuncio de la recién elegida vicepresidenta Francia Márquez, para regular el “trabajo sexual” en Colombia y la intención del Estado Colombiano y de los legisladores de lucrarse de la explotación sexual de las mujeres y las niñas más vulnerables del país, a partir del cobro de impuestos a la industria webcam, sin reparar sobre los graves daños físicos, mentales y sociales que implica esta criminal industria, en la vida de ellas.

Un verdadero cambio y una apuesta decidida por la paz y la igualdad en Colombia, implica que el gobierno, el Congreso Nacional y todas las demás autoridades escuchen a las supervivientes de la explotación sexual para entender por qué ninguna legislación regulacionista podría proteger a las mujeres prostituidas de los abusos del comercio sexual.

España trabaja para empezar por lo fundamental, centrando su atención en la demanda de los hombres que pagan por sexo físico y online. También trabajaremos por opciones reales apara las mujeres. La apuesta internacional debe ser abolicionista.

El Movimiento Feminista español dice:

NO al LALEXPO
No a la INDUSTRIA WEBCAM
NO a la VIOLENCIA SEXUAL ONLINE
NO a la LEGALIZACION DE LA EXPLOTACION SEXUAL
NO al LOBBY PROXENETA
ABOLIR NO ES PROHIBIR

Cartel La trata de mujeres con fines de explotación sexual

Hablamos sobre la Trata de mujeres en el Espacio de Igualdad Dulce Chacón

El pasado miércoles 17 de febrero, las compañeras del programa Alternativa Madrid, impartieron una sesión formativa en el Espacio de Igualdad del Ayuntamiento de Madrid «Dulce Chacón» a 13 mujeres, muchas de ellas futuras promotoras de igualdad.

Durante la sesión se expusieron las realidades jurídicas, psicológicas y sociales que viven las mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual, así como unas pequeñas pinceladas de buenas prácticas para con ellas.

Vivimos en una sociedad en la que este tipo de actividades son esenciales para avanzar en pos de una igualdad real y de una sociedad que defienda de forma efectiva los derechos humanos inherentes a toda persona.

Una de las grandes luchas feministas siempre ha sido que la sociedad reconozca a las mujeres como sujetos de derechos humanos. Y desde nuestra entidad exigimos igualdad de trato, equidad a la hora de mirar nuestras necesidades, reconocer el valor de nuestros problemas y darles soluciones reales; que nuestros cuerpos no estén a disposición para el uso y abuso de los hijos del patriarcado y el capitalismo.

La sociedad debe mirar de frente a esta realidad. Debe formarse para tirar las barreras que pone la industria del sexo impidiendo que veamos el horror que se vive en los burdeles y otros espacios prostitucionales, pues es ahí donde se trata a las mujeres, donde se las explota sexualmente bajo la premisa de la «presunción de consentimiento».

Debemos dejar claro que el foco no son ellas, son los puteros que, aún sabiendo el infierno que viven, siguen comprándolas y usando sus cuerpos para ejercer el poder que una sociedad cada vez más libre les está arrebatando.

Gracias al Espacio de Igualdad Dulce Chacón por permitirnos contribuir con este propósito y compartir la información para que la realidad de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual sea cada vez más visible en nuestro día a día.

 

La experiencia de Joy

Joy Amen es una mujer proveniente de Edo, en Nigeria. Su camino hasta Pamplona fue largo, y fue víctima de trata, en una de las redes que conectan su país de origen, con las redes de trata europeas y todo ello a través del vudú.

“El vudú es una técnica muy utilizada en mi país”, aseguraba Joy en una sesión organizada por Acción contra la Trata, entidad con la que ahora trabaja, para salvar a otras compañeras de los tratantes. A través de estos rituales del vudú, les hacen creer que no podrán salir y que, de intentarlo, sus familiares e hijos e hijas, si tienen, sufrirán y morirán.

La promesa fue la de un trabajo en Europa como peluquera. Sus tratantes le exigieron un dinero para pagar el viaje. Un dinero que después tendría que devolver, pero no trabajando en una peluquería, sino explotada sexualmente en varias ciudades europeas. Llegó a Libia, en una travesía mitad en coche, mitad a pie. De allí, una patera la dejó en Italia y de ahí a Austria, donde comenzó a ser explotada.

Después de dos años de explotación, recuerda, “aún debía 20.000€, un dinero que cuando lo pasé a monedas de mi país no sabía calcular cuánto era porque era muchísimo”. Consiguió escapar de sus tratantes y tenía previsto ir hasta Noruega, pero antes debía hacer una parada en España, concretamente en Pamplona, donde finalmente se quedó.

Aquí relató a la policía su situación: se reconoció como víctima de una red de trata de personas con fines de explotación sexual. Joy recuerda con cierta tristeza que contó “todo lo que tenía que contar, mi vida entera, y no me escucharon”. A las horas de estar allí, recuerda, le dijeron que podía irse a casa y no se supo más de su caso.

Por eso advierte de que es “necesario que las mujeres en esta situación cuenten con asociaciones y personas que puedan brindar su ayuda”. Más que ayuda, cree, las mujeres necesitan “ser escuchadas, porque tienen mucho que contar”. A veces, incluso, “solo necesitan alguien con quien desahogarse llorando”.

“Yo, incluso hoy, hay veces que estoy horas llorando recordando todo lo que pasé”, comenta en la sesión en la que participaron personas técnicas, psicólogas y personal especializado en apoyo a mujeres en prostitución y víctimas de trata.

También recalca la necesidad de tener recursos psicológicos disponibles para estas mujeres y ofrecérselos de un modo amable. “La mayoría de estas mujeres rechaza ir a un psicólogo porque piensan que son ‘para los locos’, pero en realidad necesitan ir y poder tener un tratamiento”.

En su discurso también recordó las obligaciones a las que le sometían sus tratantes, entre las que estaba devolver “hasta el último euro de lo que ganaba”. Los tratantes no podían saber que Joy, ni ninguna otra mujer, enviaban dinero a sus familiares en Nigeria. De otra “la red iría y atacaría a las familias”.

Joy Amen ahora es activista por los derechos de las mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual, apoya al trabajo de mediación y sensibilización de Acción Contra la Trata, y es una de las integrantes y lideresa del grupo Las Poderosas – Women in Power – Femmes au Pouvoir en el que también participan otras supervivientes de la trata, como Amelia Tiganus.

Este grupo, a través de la expresión artística, la formación y el activismo y generan redes de empoderamiento y confianza. Entre otras actividades, realizaron un corto llamado ‘We have a dream’, una historia que es el resultado de un encuentro de mujeres cuyas vidas comenzaron en lugares muy diferentes a este, y que se unieron para hablar de sueños, de deseos, de miedos, de lucha.

“Yo no soy una prostituta. Una prostituta es el hombre que paga por hacerme lo que quiere, solo por tener dinero”, finaliza en su formación en la que participaron una veintena de personas del ámbito de ayuda a mujeres en situación de vulnerabilidad.

Jornadas ACCEM sobre la trata de seres humanos

El impacto de la prostitución en la salud y la identidad de las mujeres

Las mujeres en situación de prostitución sufren un gran impacto en su identidad, a nivel cognitivo, físico y emocional, que se traduce en problemas de salud, de gestión de sus emociones y afectan en su manera de relacionarse con los demás.

Así lo explicó la psicóloga de nuestro Programa Alternativa en Andalucía, Ana Núñez, durante las jornadas organizadas por la ONG Accem, dedicadas a analizar la trata de seres humanos desde distintas perspectivas profesionales.

Jornadas ACCEM sobre la trata de seres humanos

La CIMTM Andalucía participó en estas jornadas, junto a otras profesionales y entidades como ACNUR, APERFOSA o la Sección de Investigación Criminal de Delitos contra las Personas de la Guardia Civil (EMUME).

La coordinadora de la delegación, Rocío Vidarte, explicó la intervención que realiza nuestro Programa Alternativa en la atención a mujeres en situación de prostitución, así como los distintos servicios de atención social, psicológica y jurídica que ofertamos, los acompañamientos a recursos y las labores de mediación.

Vidarte hizo hincapié en nuestra concepción de la prostitución como un fenómeno inseparable de la trata. “Sin la primera, no existiría la segunda. Ambas son crímenes organizados que suponen la expresión del machismo, el patriarcado, el capitalismo y la desigualdad económica”.

Por su parte, Ana Núñez se detuvo en las consecuencias derivadas de la explotación sexual:

Lo que sufre el cuerpo:

  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Cáncer de cérvix.
  • Dolores de espalda, cabeza o estómago. Cansancio crónico.
  • Problemas hepáticos.
  • Embarazos no deseados y abortos precarios.
  • Desórdenes alimenticios.
  • Falta de concentración y memoria, entumecimiento de manos y pies, problemas visuales y auditivos.
  • Fracturas y dislocaciones.
  • Muerte.

Lo que sufre la mente:

  • Baja autoestima por la exposición a constantes desvalorizaciones y humillaciones.
  • Estrés psicológico.
  • Creación de vínculos patológicos con las redes de control (síndrome de Estocolmo).
  • Aislamiento social, ruptura con el entorno más cercano. Soledad.
  • Miedo extremo, derivado de las deudas contraídas con los proxenetas, de su situación irregular, de la exposición a la violencia…
  • Desesperanza en el futuro: no búsqueda de alternativas.
  • No demanda de apoyo, o no de manera asertiva.

Todos estos factores desembocan en la adopción de un trauma, que afecta a sus creencias, a la visión de su mundo y a la visión de los otros, generándose un daño irreparable en su identidad personal.

Estas circunstancias se agravan cuando la mujer no conoce el idioma del país en el que se encuentra, o tiene dificultades para expresarse en él. También hay otras circunstancias, aprovechadas por los proxenetas, que colocan a las mujeres en una situación aun más vulnerable para su explotación, como haber sufrido abusos sexuales en la infancia o tener que sustentar económicamente un núcleo familiar, alimentando a sus hijas/os.

Por todas estas razones, nuestra organización continúa apoyando a las mujeres en su decisión de abandonar el sistema prostitucional, tanto en la primera línea, acompañándolas en el proceso, como a nivel político, reclamando la abolición de la prostitución como única garantía para la defensa de sus derechos.

Mujer en situación de prostitución bajo el puente del río Guadarrama

El Gobierno desaprovecha otra ocasión para abolir el sistema prostitucional

Desde la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres queremos exponer que:

La ampliación del PLAN DE CONTINGENCIA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO ANTE LA CRISIS DEL COVID-19 con medidas adicionales para las mujeres víctimas de trata, explotación sexual y mujeres en contextos de prostitución propone el mantenimiento de las actuales medidas que, desde las organizaciones de mujeres y organizaciones sociales, estamos implementando desde el comienzo de la emergencia sanitaria en unos casos y relega a posteriores desarrollos normativos en otros, como las ayudas económicas de renta mínima, según consta literalmente en el documento publicado: “así como los casos de extrema vulnerabilidad de mujeres en situación de prostitución, a través de su inclusión como beneficiarias del Ingreso Mínimo Vital, regulado en una norma de próxima aprobación” .

Desde el comienzo de la emergencia sanitaria las organizaciones sociales y organizaciones de mujeres, hemos adaptado nuestros recursos a la realidad actual y hemos sido las únicas que hemos dado respuesta a la mayoría de las necesidades de las mujeres en prostitución de un modo u otro.

Sin embargo, desde el Gobierno, se justifica el plan en la falta de servicios de atención que las entidades sociales y de mujeres hemos dejado de prestar estos días, responsabilizándonos de exponer a las mujeres a una mayor vulnerabilidad y desprotección de derechos, cuando la realidad es que todas las entidades seguimos trabajando del mismo modo y de manera adaptada.

Se transcribe literalmente el texto del Plan: “Las entidades y ONGs especializadas en la detección, atención e intervención psicosocial han tenido que paralizar en la mayoría de los casos su intervención asistencial y ambulatoria de carácter presencial por la limitación de circulación, exponiendo a las mujeres a un escenario de vulnerabilidad y desprotección de derechos.”

A pesar de esto, todas las medidas previstas en el plan se sustentan en la atención prestada por las entidades sociales y de mujeres que venimos prestándolas.

Lo que estamos demandando las organizaciones feministas abolicionistas es que el Gobierno cumpla con sus obligaciones internacionales y aproveche la situación actual para definir claramente la prostitución como una forma de violencia machista y acabar con el sistema prostitucional y con los que verdaderamente obtienen beneficios del mismo: las redes de proxenetismo y los prostituidores. Esto es lo que verdaderamente acabará con la trata con fines de explotación sexual, la prostitución, la vulnerabilidad y desprotección de las mujeres en contextos de prostitución.

En tal sentido hubiera sido deseable, que el plan hubiera incluido medidas para garantizar a las mujeres el derecho a una vida libre de violencia machista, su integridad física, psicológica y sexual. Para ello se necesita articular una propuesta económica contundente, recursos habitacionales, atención integral y recursos laborales para todas las mujeres en contextos de prostitución. De otro modo, serán las redes de proxenetas las que seguirán explotando a las mujeres y beneficiándose de sus ayudas.

En todo caso, consideramos que la única medida realmente efectiva para acabar con el sistema prostitucional será la aprobación de UNA LEY ABOLICIONISTA DEL SISTEMA PROSTITUCIONAL. Tan solo de este modo se acabará con la flagrante vulneración de los derechos humanos de todas las mujeres en contextos de prostitución y trata con fines de explotación sexual.

Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres

 

Mujer en situación de prostitución bajo el puente del río Guadarrama

Mujer en situación de prostitución bajo el puente del río Guadarrama

Continúa el Programa Alternativa de atención a mujeres en situación de prostitución

Debido al estado de alarma decretado por el Gobierno como consecuencia de la emergencia sanitaria del COVID-19 (coronavirus), en LA COMISIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN DE MALOS TRATOS A MUJERES hemos desarrollado un Plan de Continuidad del Servicio que nos permite seguir realizando nuestra intervención con mujeres en situación de prostitución.

Nuestro Programa Alternativa habitualmente recorre polígonos, clubs, pisos y calles para ofrecer diferentes recursos a las mujeres en situación de prostitución: apoyo psicológico, apoyo jurídico, acompañamiento a trámites administrativos, sociales, sanitarios, traducción y mediación, talleres de español, talleres de inserción laboral, talleres sobre derechos, conocimiento del medio, salud… entre otros.

Las circunstancias actuales (desaparición de prostitución en calle, cierre de clubs y pisos, desplazamiento de las mujeres a nuevos escenarios) provocan que nuestra atención presencial habitual haya sido modificada temporalmente. Sin embargo, la atención a mujeres en situación de prostitución continúa desarrollándose de manera presencial a los lugares donde en la actualidad se encuentran las mujeres, siempre vía telemática/telefónica en todas nuestras sedes y realizando acompañamientos, atenciones, trámites administrativos, apoyo psicológico, jurídico y social, cumpliendo con las medidas de seguridad.

Disponemos de teléfonos en varios idiomas, en los que ofrecemos servicio de atención psicológica y jurídica vía telefónica, por Skype o WhatsApp. Así como de traducción e interpretación en las interacciones con sanitarios y la administración.

 

TELÉFONOS DE ATENCIÓN:

MADRID Y TODAS LAS COMUNIDADES:  (24 horas)

– Castellano e inglés: 692 97 96 27 (WhatsApp)
– Atención a mujeres chinas: 656 52 10 42 (WeChat: CIMTM Madrid)

Email: alternativa.madrid@malostratos.org

 

ANDALUCÍA: (24 horas)

  • Castellano e Inglés: 656 560 111 (WhatsApp)
    • Atención a mujeres chinas: 665 467 896 (WeChat: comisionmaltrato)

Email: lacomisionandalucia@malostratos.org

 

NAVARRA: (24 horas)

 

PAÍS VASCO: (24 horas)

  • Castellano, Inglés y chino para Navarra y País Vasco: 655 277 222 (WhatsApp y WeChat: CIMTM Euskadi)
    Email: euskadi@malostratos.org

Los equipos del Programa Alternativa han contactado durante estos días de confinamiento con usuarias del programa en todos los puntos de España para conocer su situación. Incluso con usuarias que han conseguido viajar a otros territorios del Estado y llegar a sus países de origen.

Hemos puesto a disposición información en diferentes idiomas sobre temas de asesoría jurídica, atención psicológica, recursos sociales, ayudas económicas y también consejos de apoyo útiles durante el confinamiento.

Continuamos trabajando y coordinándonos con otras entidades sociales e instituciones para gestionar nuestra colaboración con los casos de máxima vulnerabilidad, e informaremos de las novedades que puedan surgir.

 

 

Sara Vicente en el programa de radio

La prostitución como una forma de violencia sexual

La responsable de programas de prostitución de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, Sara Vicente, ha acudido al programa de Radio Rebelde Republicana Por mí y por todas mis compañeras para hablar de la prostitución como una forma de violencia sexual.

Acompañada de Yolanda Rodríguez Villegas e Isabel Diez Díaz, de la Plataforma Navarra de Mujeres por la Abolición de la Prostitución, Sara Vicente ha explicado que el objetivo de las organizaciones feministas que formamos parte de esta alianza es el desarrollo de una ley nacional que considere la prostitución como una forma más de violencia hacia las mujeres.

«Desde los años 70 hasta hoy hemos abordado la violencia dentro de la pareja, el próximo reto del feminismo es el abordaje de la violencia sexual como una de las expresiones de la violencia machista de primer orden», explica nuestra compañera.

Vicente recalca que «si no hubiera prostitución, no existiría la concepción de que las mujeres somos un objeto sexual para los hombres, que existimos para satisfacerles sexualmente».

Además, ha defendido la necesidad de impartir educación afectivo-sexual entre la población joven. «Todo encuentro sexual en el que no existe un reconocimiento de la otra persona se convierte en una relación de cosificación asimilable a las relaciones que se ven en la pornografía. La diferencia entre una relación pornográfica y un encuentro erótico es dejar de tratar a las personas como meros agujeros o cosas de usar y tirar para considerarlas personas con las cuales compartir, tener en cuenta sus deseos y opiniones y comunicarte de igual a igual».

Si quieres escuchar la entrevista completa, haz click en este enlace.

 

Sara Vicente en el programa de radio

Captura del programa «Por mí y por todas mis compañeras», con Sara Vicente.

La Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres inaugura el Centro Alternativa de atención a mujeres en situación de prostitución y trata en la Comunidad de Madrid

•    En este centro, las mujeres accederán a atención psicológica, jurídica y a talleres de inserción laboral para mejorar su empleabilidad
•    En los últimos diez años, el Programa Alternativa ha realizado más de 25.000 intervenciones con mujeres en situación de prostitución y trata

 

 

La Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres ha inaugurado este miércoles 9 de octubre el Centro Alternativa de atención a mujeres en situación de prostitución y trata en el corazón de la explotación sexual de calle en Madrid, el polígono Marconi.

El Programa Alternativa, un proyecto destinado a apoyar a las mujeres en su decisión de abandonar la prostitución, cumple una década.

En este tiempo, la Comisión ha extendido su área de trabajo hasta en cuatro comunidades autónomas: Madrid, País Vasco, Navarra y Andalucía. Una labor necesaria según los últimos datos de la ONU, que colocan a España como el tercer país del mundo en demanda de prostitución.

Con equipos multiprofesionales, el Programa Alternativa recorre los distintos escenarios de explotación sexual (polígonos, calles, clubs, pisos, etc) para ofrecer a las mujeres apoyo personalizado, información de recursos, asesoramiento y talleres para la inserción social y laboral, entre otras cosas.

Esta ONG ha contactado con más de 2.600 mujeres de 65 nacionalidades distintas en sus diez años de trabajo en la explotación sexual, sumando un total de más de 25.000 intervenciones entre contactos, informaciones, derivaciones, asesoramientos especializados y acompañamientos.

Con la apertura del centro de atención en Madrid, además de la labor realizada hasta ahora, se podrá citar presencialmente a las usuarias que lo requieran para recibir asesoría especializada: jurídica, social y atención psicológica, de forma tanto individualizada como grupal.

También se desarrollarán clases de alfabetización en castellano, inserción sociolaboral, autodefensa, internet y alfabetización informática.

La responsable de los programas de prostitución y trata de la Comisión, Sara Vicente, espera que este centro, que cuenta con una ubicación tan estratégica, facilite la coordinación institucional con otras organizaciones y asociaciones de mujeres para mejorar su empleabilidad y la intervención psicológica que reciban.   

Medidas necesarias

Pero para que un proyecto así funcione, es necesaria la actuación de los poderes públicos. “Pedimos una ley integral que impida la explotación sexual de las mujeres. Esto pasa por reclamar la penalización de todas las formas de proxenetismo y exigir la sanción de la demanda, reclama Sara Vicente.

“En España, entre un 30% y un 40% de los hombres han pagado por sexo alguna vez en su vida. Es fundamental apostar por la educación y la prevención para que esa demanda no se perpetúe o se extienda en las generaciones futuras”, detalla Vicente.

Además, puntualiza, “son necesarias medidas integrales de apoyo a las mujeres, que impidan en todos los casos y circunstancias la sanción de la mujer en prostitución”.

La apertura de centros de atención como este es indispensable para ofrecer herramientas y apoyo a las víctimas de explotación sexual en su proceso de salida de la prostitución.

Malos tratos

Denunciamos ante el Defensor del Pueblo los obstáculos que enfrentan las mujeres migrantes para acceder al aborto

La organización internacional Women’s Link Worldwide y la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres han presentado una queja ante el Defensor del Pueblo en la que recogen los casos de 6 mujeres migrantes en situación administrativa irregular a las que se les obstaculizó el acceso al aborto en la sanidad pública de la Comunidad de Madrid. Se trata de mujeres que se encontraban en situación de vulnerabilidad, algunas de ellas eran víctimas de trata y de explotación sexual.

En la queja, las organizaciones denuncian que las mujeres migrantes que quieren acceder a una interrupción voluntaria del embarazo en la sanidad pública se enfrentan a una serie de obstáculos derivados de la aplicación del Real Decreto Ley 7/2018,  que restringe el acceso a la sanidad para personas migrantes que no tienen permiso de residencia.

Women’s Link y la Comisión explican que, según la ley de interrupción del embarazo (Ley Orgánica 2/2010), el acceso al aborto debe estar garantizado para todas las mujeres, sin discriminación por nacionalidad ni obstáculos o demoras injustificadas. Sin embargo, los requisitos que el decreto ley establece para que las mujeres migrantes puedan acceder a la asistencia sanitaria pública, se convierten en graves obstáculos en el acceso al aborto y provocan retrasos que pueden hacer que las mujeres se salgan de los plazos establecidos por la ley de interrupción del embarazo.

En uno de los casos presentados en la queja, una mujer de origen nigeriano, embarazada de 9 semanas y víctima de trata tuvo que reclamar durante 15 días que le expidieran el documento de asistencia sanitaria que le permitiera acceder a la sanidad pública. Cuando por fin obtuvo el documento, tenía 11 semanas de embarazo, muy cerca del límite de 14 semanas establecido por la ley para poder interrumpir el embarazo libremente.

“En todo el mundo, las mujeres migrantes se enfrentan a serios obstáculos para acceder a los servicios de salud y, en concreto, a la salud sexual y reproductiva. España no es una excepción. Con esta queja queremos pedir al Defensor del Pueblo que investigue estos obstáculos y emita una serie de recomendaciones a las diferentes administraciones de salud para que esta práctica discriminatoria cese”, explica Estefanny Molina, abogada de Women’s Link.

Las organizaciones también explican que, además del obstáculo que suponen los requisitos que establece el propio decreto ley, en algunos casos los centros de salud imponen otras limitaciones no contempladas en la ley. Una de las más habituales es tener que justificar 90 días de empadronamiento. Sin embargo, este no es un criterio establecido por el decreto, sino que se trata de una práctica restrictiva que se ha extendido en los centros de salud de Madrid.

“En estos seis casos, gracias a la intervención de diferentes organizaciones, las mujeres finalmente pudieron acceder a su derecho al aborto, pero no sabemos qué habrá pasado con otras mujeres a las que no se les haya informado correctamente o no hayan contado con apoyos”, explican desde la Comisión para la Investigación de Malos Tratos. “Un paso imprescindible para acabar con esta discriminación es asegurar que todas las personas que tienen contacto con las mujeres estén correctamente formadas en la legislación actual y entiendan que no puede obstaculizar el derecho al aborto de ninguna mujer, sea cuál sea su situación administrativa”, concluye.

Sobre las organizaciones firmantes de la queja:

Women’s Link Worldwide es una organización internacional que usa el poder del derecho para promover un cambio social que favorezca los derechos de las mujeres y las niñas, en especial, de aquellas que enfrentan múltiples inequidades.

La Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres es una organización sin ánimo de lucro compuesta por profesionales feministas que trabajan con el objetivo de erradicar todas las formas de violencia contra mujeres y niñas, defender sus derechos y lograr una sociedad igualitaria.