Entradas

Reclamamos una Ley Abolicionista del Sistema Prostitucional

El pasado 23 de septiembre, ‘’Día Internacional contra la explotación sexual y la trata de mujeres con fines de explotación sexual’’, Ehuleak-Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres de Navarra, la Plataforma Navarra de Mujeres por la Abolición de la Prostitución y el Movimiento Democrático de Mujeres, dieron un paso adelante por la aprobación de la tan necesaria Ley por la abolición del sistema prostitucional.

Representantes de estas organizaciones solicitaron a la Delegación del Gobierno en Navarra, como representación del Gobierno de España en dicha Comunidad Autónoma, la interposición de todos los medios posibles para implementar medidas políticas dirigidas a la abolición del sistema prostitucional.

Como explica el manifiesto que compartimos a continuación y que también fue entregado en la Delegación del Gobierno, es urgente la aprobación de la mencionada Ley, centrada en los derechos de las mujeres, el desmantelamiento de la industria de explotación sexual y la desactivación de la demanda, para acabar con esta forma de violencia machista brutal y extrema.

 

 

MANIFIESTO CONTRA LA EXPLOTACIÓN SEXUAL DE LAS MUJERES

Hoy día 23 de septiembre de 2020, Día internacional contra la trata y la explotación sexual de mujeres, desde la Plataforma Navarra de Mujeres por la Abolición de la Prostitución, exigimos al Gobierno del Estado español una Ley Abolicionista del Sistema Prostitucional.

España es el primer país de la Unión Europea en demanda de prostitución y el tercero a nivel mundial. En los últimos años, el Estado español ha pasado a ser un país de destino de mujeres prostituidas. En las calles, burdeles, pubs, clubs, hoteles, carreteras, casas, pisos y polígonos, son forzadas a la prostitución cientos de miles de mujeres, ya que el 40% de los hombres son puteros.

Una Ley abolicionista del sistema prostitucional es una necesidad urgente para poner punto final a esta forma de violencia extrema contra las mujeres que se comete con total impunidad.

La Ley Abolicionista del sistema prostitucional que proponemos tiene 3 ejes centrales:

1. Garantizar a las mujeres en situación de prostitución, con independencia de su origen o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, los derechos y recursos necesarios para su protección, atención y reparación integral.

2. El desmantelamiento de la industria de la explotación sexual y de las actividades de los proxenetas que, con medios coercitivos o por mero ánimo de lucro, intervienen o median en la prostitución ajena en beneficio o provecho propio.

3. La desactivación de la demanda de prostitución por constituir la misma un elemento esencial y clave para la pervivencia de esta forma de violencia y explotación.

El estigma social tiene que dejar de imponerse a las mujeres para poner el foco en los prostituidores y los proxenetas, pues son éstos los que se lucran, usan, abusan, maltratan y violan, previo pago a las mujeres prostituidas. Es por esto que es un elemento esencial de esta Ley, eliminar de nuestra normativa todos aquellos aspectos que vengan a sancionar o responsabilizar a las mujeres prostituidas; se propone, entre otras, la modificación del artículo 36.11 de la Ley de Seguridad Ciudadana, que en la actualidad preceptúa que podrá constituir infracción grave la inobservancia de los requerimientos de los agentes de la autoridad para que se abstengan de -lo que denominan tan inapropiadamente- “ofrecer servicios sexuales”.

Para una real y total abolición del Sistema Prostitucional en España es también ineludible abordar la reforma del Código Penal actual que está vigente desde 1995, año en el que se despenalizó el proxenetismo lucrativo y la terceria locativa, lo que imposibilita la persecución de forma eficaz de las mafias de la prostitución y de las redes de tratantes.

Son los proxenetas y los prostituidores quienes sostienen y estructuran el sistema prostitucional en nuestro país. La despenalización del proxenetismo no coercitivo en el año 1995 supuso dejar en manos de mujeres esclavizadas la responsabilidad de demostrar la coerción, un regalo de mayor impunidad a  las mafias. Hay que recuperar tipos penales que sancionen todas las formas de proxenetismo, que permitan y favorezcan el desmantelamiento de la industria de explotación sexual y de los proxenetas que, con medios coercitivos o por mero ánimo de lucro, intervienen o median en la prostitución ajena en beneficio o provecho propio, aún con el consentimiento de la mujer prostituida.

Otras muchas medidas deben ir desarrollando y modulando el desarrollo de la Ley: como la modificación de aquellas normas permisivas con la explotación sexual, como puede ser la Ley General de Publicidad; la incorporación de la pornografía como una forma de violencia machista, sobre la que es necesario actuar -especialmente, desde los ámbitos de sensibilización y prevención-; o las formas amplias de acreditación de las situaciones de prostitución.

El Gobierno no puede mirar a otro lado, lavarse las manos, ni ser tibio con la prostitución, pues hacerlo le convierte en cómplice de la explotación sexual de miles de mujeres en nuestro país.

Exigimos YA una LEY ABOLICIONISTA DEL SISTEMA PROSTITUCIONAL

Serás Hombre

Sara Vicente Collado. Representante de Ehuleak – Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres (Navarra)

 

La educación sexual diferenciada entre hombres y mujeres configura un modelo de sociedad basada en un desigual reparto de roles que convierte en objeto a las mujeres y que otorga a los hombres posiciones de privilegio para acceder al cuerpo de las mujeres cómo y cuándo quieran al margen sus deseos y sus decisiones.

Es en este sistema de roles diferenciados, en el que se ha instalado y se desarrolla la violencia hacia las mujeres, la violencia sexual, la prostitución, la explotación sexual de las mujeres y niñas y la pornografía. Desde el paradigma de la violencia por razón de sexo, las mujeres ocupan los lugares de sumisión sexual y de subordinación social, económica, laboral…, mientras que los hombres aprenden a someter a las mujeres para que sean sumisas y obedientes.

Bajo este esquema de educación diferenciada, es imposible la construcción de personas libres e iguales en derechos. No hay, ni puede haber libertad sin igualdad.

Las cifras así lo ponen de manifiesto. Las víctimas de cualquier forma de violencia son mujeres, mientras que los agresores son hombres.

La explotación sexual de las mujeres es una de las manifestaciones donde más claramente se escenifica esta diferente educación a nivel sexual, donde las mujeres son convertidas por el imaginario social masculino en objetos disponibles y consumibles por los hombres de cualquier edad, raza, clase social, formación y posición económica. Mientras que exista prostitución todas las mujeres somos reducidas a meros objetos de comercio.

Entender la prostitución como una forma de violencia sexual es imprescindible para acabar con la violencia sexual. Ambas se desarrollan bajo el mismo parámetro educativo, la utilización del cuerpo de las mujeres en contra de sus derechos sexuales.

El documental dirigido por Isabel de Ocampo, Serás Hombre, que se estrena en Pamplona con motivo del Día Internacional contra la explotación sexual, ha sido elegido por Ehuleak- Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres como acto central de sensibilización social, para hacer una reflexión en torno a lo que representa el machismo, para examinar las raíces de la violencia machista y para hacer una valoración de las consecuencias que conlleva para el conjunto de la sociedad una educación sexual basada en el uso y abuso de las mujeres y en la normalización de la prostitución.

El documental aterriza en la realidad de la prostitución y en lo que hay detrás de cada una de las mujeres en prostitución, cómo son captadas, introducidas y mantenidas en la prostitución, cómo funcionan los proxenetas y en especial, como aprenden a relacionarse los hombres en su vida cotidiana con las mujeres.

Este documental propone una reflexión como sociedad señalando a los hombres como los verdaderos responsables de la existencia de las distintas formas de violencia hacia las mujeres.

Son los hombres los que agreden, los que someten, los que supeditan y los que cosifican a las mujeres en cualquiera de los ámbitos de la vida cotidiana, en cualquiera de los escenarios en los que se desarrolla la violencia hacia las mujeres, los espacios de ocio, los clubs, los pisos donde se produce la prostitución, el hogar, el trabajo, en la vida social y señalarles a ellos como los que perpetran la violencia hacia las mujeres permite poder atajar las causas.

En la vida cotidiana hemos aprendido a normalizar la prostitución sin caer en la cuenta de que se trata de relaciones violentas de sumisión y de dominio sexual. Se ha construido un imaginario social que apuntala el sistema prostitucional, legitimando los derechos de los hombres a cosificar y mercantilizar a las mujeres como algo inocuo para las mujeres e incluso deseable como una profesión.

Desmantelar el sistema de creencias en el que se aposenta la normalización del consumo sexual de mujeres como mercancías es imprescindible para acabar con el machismo.

Desde los años 60, las organizaciones feministas venimos designando a los verdaderos responsables de la violencia contra las mujeres, los hombres machistas que entienden que tienen el derecho a controlar, someter, agredir e incluso matar a una mujer, porque no tienen la consideración de que las mujeres sean personas iguales en derechos y libres.

No son las mujeres las que se someten a relaciones desiguales, de poder, de violencia porque así lo deseen, sino que son los hombres violentos los que someten, cosifican, controlan, imponen el poder y la violencia de múltiples formas contra las mujeres en todos los ámbitos de sus vidas incluido en el plano sexual.

Por todas estas razones las organizaciones feministas hemos reclamado la articulación de leyes y medidas a nivel educativo, preventivo, de protección y atención integral para las mujeres y judiciales para acabar con el sistema de privilegios instaurado en los hombres y así lograr la restitución en el pleno ejercicio de sus derechos a las mujeres.

Hoy, 23 de septiembre, reclamamos más que nunca la aprobación de una ley abolicionista del sistema prostitucional que permita el desmantelamiento de la industria de la prostitución en todos los casos y circunstancias con independencia de la voluntad de la mujer, que incorpore medidas para desactivar la demanda de prostitución, con suficiente dotación económica para garantizar a todas las mujeres una vida libre de violencias machistas y libre del sistema prostitucional y su entramado. Es urgente garantizar la protección, la atención integral y la reparación del daño de todas las mujeres víctimas de las redes de prostitución.

 

Presentación del documental Serás Hombre en Pamplona el pasado 23 de septiembre 2020

Cartel Serás Hombre

Isabel de Ocampo y Abel Azcona presentan en Pamplona ‘Serás hombre’

Será el próximo 23 de septiembre, a partir de las 19:30 horas, en los Cines Golem Baiona, con motivo del día internacional contra la explotación sexual de mujeres y niñas.

La asociación de mujeres Ehuleak-CIMTM de Navarra, ha organizado la presentación en Pamplona del documental ‘Serás hombre’ (2018) que repasa las ideas que surgen en torno al machismo y a la socialización diferenciada por sexos e indaga en las raíces de la violencia machista.

Y lo hace con motivo del día internacional contra la explotación sexual de mujeres y niñas, el 23 de septiembre, para evidenciar como afecta dicha socialización machista a las mujeres en prostitución y a la configuración de toda una sociedad que ha normalizado la explotación sexual de las mujeres sin profundizar en las consecuencias.

Tras el visionado del documental, habrá un coloquio con el público en el que participarán la directora, Isabel de Ocampo y Abel Azcona, protagonista, junto con Yolanda Rodríguez, en representación de la Plataforma Navarra de Mujeres por la Abolición de la Prostitución que colabora con la presentación.

Para acudir al cinefórum, en virtud de las restricciones de aforo y como medida de seguridad sanitaria, es necesario inscribirse aportando nombre, dirección de correo electrónico y/o teléfono en el enlace https://cutt.ly/serashombre.

SINOPSIS

SERÁS HOMBRE habla de machismo y de masculinidad, es un viaje sensorial a través de reflexiones sobre nuestra educación diferenciada por sexos. Desde el punto de vista de la naturaleza las mujeres y los hombres sólo tenemos diferente sexo, pero envueltos en contextos sociales y culturales que nos moldean de diferente forma y condicionan nuestra vida.

Un viaje de la mano de un ex-proxeneta atrapado por su pasado y un artista visual que transforma su dolor en provocativas performances.

En paralelo, la clase de un maestro de secundaria y las discusiones internas de un equipo de publicistas, se convierten en escenarios de debate sobre la misma temática, mientras se intercalan reflexiones de varios pensadores que abordan el tema de la masculinidad desde múltiples puntos de vista.

Un collage sobre la noción de masculinidad que nos plantea preguntas de máxima actualidad. ¿Estamos los hombres en crisis? ¿Sirven hoy día los roles sociales que hemos heredado a través de siglos de historia? ¿Qué es el patriarcado? ¿Qué significa ser padre?
Una aproximación rica y compleja que nos invita a reflexionar sobre la educación y socialización como hombres.

Isabel de Ocampo García (Salamanca, 1970), directora de cine, guionista y productora. Ganadora de un Goya, en 2009 al mejor cortometraje de ficción por “Miente”, y nominada en 2012 al Goya como directora novel por su largometraje “Evelyn”.

Además, en 2020 y durante la pandemia del coronavirus, cedió su premio Goya a los sanitarios del Hospital Ramón y Cajal de Madrid como homenaje simbólico a su trabajo desarrollado durante la crisis sanitaria.

Su filmografía:

● 1998, Cría zapatillas y te sacarán los cordones. Cortometraje
● 2003, Tus labios. Cortometraje
● 2005, EspermaZotoides. Cortometraje
● 2008, Miente. Cortometraje
● 2008, En la línea Azul – In The Blue Line. Mediometraje
● 2012, Evelyn. Largometraje
● 2012, La raya que me raya. Cortometraje
● 2013, Piratas y Libélulas. Documental
● 2018, Serás hombre. Largometraje Documental

Abel Azcona (Madrid, 1988), es un artista contemporáneo. También ha realizado instalaciones, esculturas, videoarte, pinturas y textos literarios. Según él mismo, sus performances tienen un cariz autobiográfico y suelen versar sobre la identidad personal y los límites del dolor.

Además, es autor de varios libros, el último de ellos titulado Los pequeños brotes (Dos Bigotes, 2019) compuesto por relatos autobiográficos.

Ehuleak comisión para la investigación de malos tratos a mujeres de Navarra es una organización feminista que trabaja para erradicar las distintas formas de violencias sexistas que se producen en nuestra sociedad.

La explotación sexual, la prostitución y la trata, la violencia sexual y la violencia en las relaciones de pareja tienen una misma raíz, el machismo y el establecimiento de relaciones de poder y sumisión de los hombres hacia las mujeres.

Por este motivo la asociación trabaja en la denuncia pública de cualquiera de las formas de violencia existentes en nuestra sociedad y desarrolla programas de prevención de violencias machistas, de educación en igualdad para cambiar las consecuencias nocivas de una socialización machista, programas de atención a mujeres que sufren las distintas violencias machistas.

La experiencia de Joy

Joy Amen es una mujer proveniente de Edo, en Nigeria. Su camino hasta Pamplona fue largo, y fue víctima de trata, en una de las redes que conectan su país de origen, con las redes de trata europeas y todo ello a través del vudú.

“El vudú es una técnica muy utilizada en mi país”, aseguraba Joy en una sesión organizada por Acción contra la Trata, entidad con la que ahora trabaja, para salvar a otras compañeras de los tratantes. A través de estos rituales del vudú, les hacen creer que no podrán salir y que, de intentarlo, sus familiares e hijos e hijas, si tienen, sufrirán y morirán.

La promesa fue la de un trabajo en Europa como peluquera. Sus tratantes le exigieron un dinero para pagar el viaje. Un dinero que después tendría que devolver, pero no trabajando en una peluquería, sino explotada sexualmente en varias ciudades europeas. Llegó a Libia, en una travesía mitad en coche, mitad a pie. De allí, una patera la dejó en Italia y de ahí a Austria, donde comenzó a ser explotada.

Después de dos años de explotación, recuerda, “aún debía 20.000€, un dinero que cuando lo pasé a monedas de mi país no sabía calcular cuánto era porque era muchísimo”. Consiguió escapar de sus tratantes y tenía previsto ir hasta Noruega, pero antes debía hacer una parada en España, concretamente en Pamplona, donde finalmente se quedó.

Aquí relató a la policía su situación: se reconoció como víctima de una red de trata de personas con fines de explotación sexual. Joy recuerda con cierta tristeza que contó “todo lo que tenía que contar, mi vida entera, y no me escucharon”. A las horas de estar allí, recuerda, le dijeron que podía irse a casa y no se supo más de su caso.

Por eso advierte de que es “necesario que las mujeres en esta situación cuenten con asociaciones y personas que puedan brindar su ayuda”. Más que ayuda, cree, las mujeres necesitan “ser escuchadas, porque tienen mucho que contar”. A veces, incluso, “solo necesitan alguien con quien desahogarse llorando”.

“Yo, incluso hoy, hay veces que estoy horas llorando recordando todo lo que pasé”, comenta en la sesión en la que participaron personas técnicas, psicólogas y personal especializado en apoyo a mujeres en prostitución y víctimas de trata.

También recalca la necesidad de tener recursos psicológicos disponibles para estas mujeres y ofrecérselos de un modo amable. “La mayoría de estas mujeres rechaza ir a un psicólogo porque piensan que son ‘para los locos’, pero en realidad necesitan ir y poder tener un tratamiento”.

En su discurso también recordó las obligaciones a las que le sometían sus tratantes, entre las que estaba devolver “hasta el último euro de lo que ganaba”. Los tratantes no podían saber que Joy, ni ninguna otra mujer, enviaban dinero a sus familiares en Nigeria. De otra “la red iría y atacaría a las familias”.

Joy Amen ahora es activista por los derechos de las mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual, apoya al trabajo de mediación y sensibilización de Acción Contra la Trata, y es una de las integrantes y lideresa del grupo Las Poderosas – Women in Power – Femmes au Pouvoir en el que también participan otras supervivientes de la trata, como Amelia Tiganus.

Este grupo, a través de la expresión artística, la formación y el activismo y generan redes de empoderamiento y confianza. Entre otras actividades, realizaron un corto llamado ‘We have a dream’, una historia que es el resultado de un encuentro de mujeres cuyas vidas comenzaron en lugares muy diferentes a este, y que se unieron para hablar de sueños, de deseos, de miedos, de lucha.

“Yo no soy una prostituta. Una prostituta es el hombre que paga por hacerme lo que quiere, solo por tener dinero”, finaliza en su formación en la que participaron una veintena de personas del ámbito de ayuda a mujeres en situación de vulnerabilidad.

Jornadas ACCEM sobre la trata de seres humanos

El impacto de la prostitución en la salud y la identidad de las mujeres

Las mujeres en situación de prostitución sufren un gran impacto en su identidad, a nivel cognitivo, físico y emocional, que se traduce en problemas de salud, de gestión de sus emociones y afectan en su manera de relacionarse con los demás.

Así lo explicó la psicóloga de nuestro Programa Alternativa en Andalucía, Ana Núñez, durante las jornadas organizadas por la ONG Accem, dedicadas a analizar la trata de seres humanos desde distintas perspectivas profesionales.

Jornadas ACCEM sobre la trata de seres humanos

La CIMTM Andalucía participó en estas jornadas, junto a otras profesionales y entidades como ACNUR, APERFOSA o la Sección de Investigación Criminal de Delitos contra las Personas de la Guardia Civil (EMUME).

La coordinadora de la delegación, Rocío Vidarte, explicó la intervención que realiza nuestro Programa Alternativa en la atención a mujeres en situación de prostitución, así como los distintos servicios de atención social, psicológica y jurídica que ofertamos, los acompañamientos a recursos y las labores de mediación.

Vidarte hizo hincapié en nuestra concepción de la prostitución como un fenómeno inseparable de la trata. “Sin la primera, no existiría la segunda. Ambas son crímenes organizados que suponen la expresión del machismo, el patriarcado, el capitalismo y la desigualdad económica”.

Por su parte, Ana Núñez se detuvo en las consecuencias derivadas de la explotación sexual:

Lo que sufre el cuerpo:

  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Cáncer de cérvix.
  • Dolores de espalda, cabeza o estómago. Cansancio crónico.
  • Problemas hepáticos.
  • Embarazos no deseados y abortos precarios.
  • Desórdenes alimenticios.
  • Falta de concentración y memoria, entumecimiento de manos y pies, problemas visuales y auditivos.
  • Fracturas y dislocaciones.
  • Muerte.

Lo que sufre la mente:

  • Baja autoestima por la exposición a constantes desvalorizaciones y humillaciones.
  • Estrés psicológico.
  • Creación de vínculos patológicos con las redes de control (síndrome de Estocolmo).
  • Aislamiento social, ruptura con el entorno más cercano. Soledad.
  • Miedo extremo, derivado de las deudas contraídas con los proxenetas, de su situación irregular, de la exposición a la violencia…
  • Desesperanza en el futuro: no búsqueda de alternativas.
  • No demanda de apoyo, o no de manera asertiva.

Todos estos factores desembocan en la adopción de un trauma, que afecta a sus creencias, a la visión de su mundo y a la visión de los otros, generándose un daño irreparable en su identidad personal.

Estas circunstancias se agravan cuando la mujer no conoce el idioma del país en el que se encuentra, o tiene dificultades para expresarse en él. También hay otras circunstancias, aprovechadas por los proxenetas, que colocan a las mujeres en una situación aun más vulnerable para su explotación, como haber sufrido abusos sexuales en la infancia o tener que sustentar económicamente un núcleo familiar, alimentando a sus hijas/os.

Por todas estas razones, nuestra organización continúa apoyando a las mujeres en su decisión de abandonar el sistema prostitucional, tanto en la primera línea, acompañándolas en el proceso, como a nivel político, reclamando la abolición de la prostitución como única garantía para la defensa de sus derechos.

Mujer en situación de prostitución bajo el puente del río Guadarrama

El Gobierno desaprovecha otra ocasión para abolir el sistema prostitucional

Desde la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres queremos exponer que:

La ampliación del PLAN DE CONTINGENCIA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO ANTE LA CRISIS DEL COVID-19 con medidas adicionales para las mujeres víctimas de trata, explotación sexual y mujeres en contextos de prostitución propone el mantenimiento de las actuales medidas que, desde las organizaciones de mujeres y organizaciones sociales, estamos implementando desde el comienzo de la emergencia sanitaria en unos casos y relega a posteriores desarrollos normativos en otros, como las ayudas económicas de renta mínima, según consta literalmente en el documento publicado: “así como los casos de extrema vulnerabilidad de mujeres en situación de prostitución, a través de su inclusión como beneficiarias del Ingreso Mínimo Vital, regulado en una norma de próxima aprobación” .

Desde el comienzo de la emergencia sanitaria las organizaciones sociales y organizaciones de mujeres, hemos adaptado nuestros recursos a la realidad actual y hemos sido las únicas que hemos dado respuesta a la mayoría de las necesidades de las mujeres en prostitución de un modo u otro.

Sin embargo, desde el Gobierno, se justifica el plan en la falta de servicios de atención que las entidades sociales y de mujeres hemos dejado de prestar estos días, responsabilizándonos de exponer a las mujeres a una mayor vulnerabilidad y desprotección de derechos, cuando la realidad es que todas las entidades seguimos trabajando del mismo modo y de manera adaptada.

Se transcribe literalmente el texto del Plan: “Las entidades y ONGs especializadas en la detección, atención e intervención psicosocial han tenido que paralizar en la mayoría de los casos su intervención asistencial y ambulatoria de carácter presencial por la limitación de circulación, exponiendo a las mujeres a un escenario de vulnerabilidad y desprotección de derechos.”

A pesar de esto, todas las medidas previstas en el plan se sustentan en la atención prestada por las entidades sociales y de mujeres que venimos prestándolas.

Lo que estamos demandando las organizaciones feministas abolicionistas es que el Gobierno cumpla con sus obligaciones internacionales y aproveche la situación actual para definir claramente la prostitución como una forma de violencia machista y acabar con el sistema prostitucional y con los que verdaderamente obtienen beneficios del mismo: las redes de proxenetismo y los prostituidores. Esto es lo que verdaderamente acabará con la trata con fines de explotación sexual, la prostitución, la vulnerabilidad y desprotección de las mujeres en contextos de prostitución.

En tal sentido hubiera sido deseable, que el plan hubiera incluido medidas para garantizar a las mujeres el derecho a una vida libre de violencia machista, su integridad física, psicológica y sexual. Para ello se necesita articular una propuesta económica contundente, recursos habitacionales, atención integral y recursos laborales para todas las mujeres en contextos de prostitución. De otro modo, serán las redes de proxenetas las que seguirán explotando a las mujeres y beneficiándose de sus ayudas.

En todo caso, consideramos que la única medida realmente efectiva para acabar con el sistema prostitucional será la aprobación de UNA LEY ABOLICIONISTA DEL SISTEMA PROSTITUCIONAL. Tan solo de este modo se acabará con la flagrante vulneración de los derechos humanos de todas las mujeres en contextos de prostitución y trata con fines de explotación sexual.

Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres

 

Mujer en situación de prostitución bajo el puente del río Guadarrama

Mujer en situación de prostitución bajo el puente del río Guadarrama

LA PROSTITUCIÓN TAMBIÉN ES VIOLENCIA MACHISTA. POR ELLO ERRADICAR LA PROSTITUCIÓN NECESITA TU APOYO

Sara Vicente. Responsable de programas de prostitución de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres

 

Son varias las voces que en tiempos de coronavirus se han alzado para pedir comida, alojamiento seguro, dinero y atención a las mujeres en prostitución. Unas han aprovechado para pedir que la prostitución sea considerada un trabajo. Otras para pedir que sean consideradas población vulnerable.

En modo alguno puede considerarse un trabajo lo que es una forma extrema de explotación.

En la prostitución las mujeres sobreviven en “campos de concentración”, como acostumbra a denominar Amelia Tiganus a los prostíbulos, pisos o escenarios de prostitución y la única actuación posible si queremos mejorar las condiciones de vida de las mujeres es acabar con el sistema prostitucional.

Cuando comenzó la crisis del coronavirus en Italia, el mayor portal en internet de pornografía anunció emisiones gratuitas durante el tiempo en que durasen las medidas de confinamiento de la población, ampliando su oferta a España una semana después.

De este modo, el proxenetismo garantizaba a los hombres el consumo de prostitución, durante la cuarentena, a través de internet. También anunciaba una vía de consumo de prostitución a través de las nuevas tecnologías (internet, teléfono, sistemas de video llamadas…).

Garantizar la pervivencia del negocio de la prostitución y la pornografía durante el confinamiento ha sido fundamental para seguir obteniendo ingentes beneficios durante y una vez pasado el confinamiento. Mientras que persiste el consumo de pornografía se fideliza el consumo de prostitución de la población masculina.

De este modo, el sistema prostitucional se aseguraba su continuidad. Tanto los dueños de burdeles, como los hombres en prostitución, tienen garantizados sus derechos. Entre tanto, y como nos tienen acostumbrados, nadie piensa en las mujeres.

En el engranaje del sistema prostitucional, las mujeres en prostitución son una mera mercancía para ser usadas por los hombres que con su dinero compran su disponibilidad total a costa de sus vidas, de su integridad física, psicológica y sexual.

Las mujeres en prostitución son las olvidadas por un sistema que prefiere mirar para otro lado, mientras que un par de millones de hombres cada día atentan contra sus derechos más básicos. Un sistema que protege los privilegios de los hombres para el uso y abuso de las mujeres sin ningún cuestionamiento. Un sistema, el prostitucional, que genera violencia contra las mujeres propiciando las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres mientras que a ellas les otorga el deber de la sumisión sexual.

Todo ello conforma al sistema prostitucional como un sistema de violencia contra las mujeres por sus características y por el lugar que ocupamos las mujeres dentro del mismo.

El pasado día 31 de marzo el gobierno aprobó un paquete de medidas urgentes en materia de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género en el que se negó a las mujeres en prostitución el estatuto de víctimas de violencia de género.

La negativa del gobierno a considerar la prostitución como una representación de la violencia machista, supone perder la oportunidad de acabar con el sistema prostitucional que atenta contra los derechos de las mujeres en prostitución todos los días y no solo en tiempos de coronavirus.

Esto tiene consecuencias nefastas para las mujeres en prostitución durante el confinamiento que siguen abandonadas al albur de sus proxenetas y de los hombres que acuden cada día a los prostíbulos.

Desde la Comisión para la investigación de malos tratos a mujeres, no podemos seguir mirando para otro lado.

Durante el confinamiento, hemos puesto en marcha una campaña de crowfounding ERRADICAR LA PROSTITUCIÓN NECESITA TU APOYO para evidenciar los efectos nefastos del sistema prostitucional sobre las mujeres siempre y también durante el coronavirus: deudas con sus proxenetas, vulnerabilidad frente a los hombres que demandan prostitución, falta de alternativas de salida a la prostitución, ausencia de políticas públicas para acabar con su explotación.

Las mujeres en prostitución necesitan ahora más que nunca que se haga realidad la abolición de un sistema que les convierte en mercancías para ser usadas por los hombres.

De ser considerada la prostitución una forma de violencia contra las mujeres se ordenaría el cierre de prostíbulos, se impediría el consumo de prostitución y sobre todo se daría todo el apoyo necesario, mediante alojamientos seguros, alternativas sociolaborales, apoyo psicológico y jurídico, a las más de 300.000 mujeres bajo las redes de prostitución en distintos lugares de la geografía.

Desde nuestras casas, podemos mostrar nuestra repulsa al sistema prostitucional aportando nuestro granito de arena. Todas las aportaciones irán destinadas a apoyar a las mujeres en prostitución en todas sus necesidades. Queremos contar contigo para acabar con esta gravísima forma de violencia hacia las mujeres, para acabar con el sistema prostitucional.

Link de la campaña: https://www.migranodearena.org/reto/21735/covid-19-erradicar-la-prostitucion-necesita-tu-apoyo

COVID-19: Erradicar la prostitución necesita tu apoyo

La crisis del coronavirus (COVID-19) ha evidenciado una vez más la situación de extrema vulnerabilidad social y económica de las mujeres en situación de prostitución.

Hasta que logremos acabar con el máximo exponente de la violencia hacia las mujeres, la prostitución, necesitamos dar una respuesta inmediata a las mujeres que están atrapadas en las redes del proxenetismo.

  • Mujeres con cargas familiares que no pueden pagar los suministros, comida o productos básicos de higiene, ni para ellas ni para sus hijos e hijas.
  • Mujeres que acumulan deudas de alquiler, en claro riesgo de ser expulsadas de los pisos por proxenetas.
  • Mujeres que no cuentan con ayudas económicas porque no tienen empadronamiento o viven en situación administrativa irregular.
  • Mujeres que han sido expulsadas de los pisos o clubs y se encuentran sin alojamiento o con alojamientos compartidos en pisos donde viven hacinadas con riesgo para sus vidas.

Los proxenetas no pierden. Sin embargo, son las mujeres las que aumentan sus deudas con ellos, mientras que sobreviven sin disponer de lo más básico.

Por todo ello, hacemos un llamamiento expreso para solicitar la colaboración con nuestro Programa Alternativa de atención a mujeres en situación de prostitución.

Nuestra campaña “COVID-19: ERRADICAR LA PROSTITUCIÓN NECESITA TU APOYO” destinará todo lo recaudado a las necesidades inmediatas que estamos detectando y a los casos de extrema vulnerabilidad.

Tu aportación tiene beneficios fiscales de hasta el 75%.

Desde tu casa también puedes ayudar. ¡Te necesitamos! Colabora con nosotras.

Continúa el Programa Alternativa de atención a mujeres en situación de prostitución

Debido al estado de alarma decretado por el Gobierno como consecuencia de la emergencia sanitaria del COVID-19 (coronavirus), en LA COMISIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN DE MALOS TRATOS A MUJERES hemos desarrollado un Plan de Continuidad del Servicio que nos permite seguir realizando nuestra intervención con mujeres en situación de prostitución.

Nuestro Programa Alternativa habitualmente recorre polígonos, clubs, pisos y calles para ofrecer diferentes recursos a las mujeres en situación de prostitución: apoyo psicológico, apoyo jurídico, acompañamiento a trámites administrativos, sociales, sanitarios, traducción y mediación, talleres de español, talleres de inserción laboral, talleres sobre derechos, conocimiento del medio, salud… entre otros.

Las circunstancias actuales (desaparición de prostitución en calle, cierre de clubs y pisos, desplazamiento de las mujeres a nuevos escenarios) provocan que nuestra atención presencial habitual haya sido modificada temporalmente. Sin embargo, la atención a mujeres en situación de prostitución continúa desarrollándose de manera presencial a los lugares donde en la actualidad se encuentran las mujeres, siempre vía telemática/telefónica en todas nuestras sedes y realizando acompañamientos, atenciones, trámites administrativos, apoyo psicológico, jurídico y social, cumpliendo con las medidas de seguridad.

Disponemos de teléfonos en varios idiomas, en los que ofrecemos servicio de atención psicológica y jurídica vía telefónica, por Skype o WhatsApp. Así como de traducción e interpretación en las interacciones con sanitarios y la administración.

 

TELÉFONOS DE ATENCIÓN:

MADRID Y TODAS LAS COMUNIDADES:  (24 horas)

– Castellano e inglés: 692 97 96 27 (WhatsApp)
– Atención a mujeres chinas: 656 52 10 42 (WeChat: CIMTM Madrid)

Email: alternativa.madrid@malostratos.org

 

ANDALUCÍA: (24 horas)

  • Castellano e Inglés: 656 560 111 (WhatsApp)
    • Atención a mujeres chinas: 665 467 896 (WeChat: comisionmaltrato)

Email: lacomisionandalucia@malostratos.org

 

NAVARRA: (24 horas)

 

PAÍS VASCO: (24 horas)

  • Castellano, Inglés y chino para Navarra y País Vasco: 655 277 222 (WhatsApp y WeChat: CIMTM Euskadi)
    Email: euskadi@malostratos.org

Los equipos del Programa Alternativa han contactado durante estos días de confinamiento con usuarias del programa en todos los puntos de España para conocer su situación. Incluso con usuarias que han conseguido viajar a otros territorios del Estado y llegar a sus países de origen.

Hemos puesto a disposición información en diferentes idiomas sobre temas de asesoría jurídica, atención psicológica, recursos sociales, ayudas económicas y también consejos de apoyo útiles durante el confinamiento.

Continuamos trabajando y coordinándonos con otras entidades sociales e instituciones para gestionar nuestra colaboración con los casos de máxima vulnerabilidad, e informaremos de las novedades que puedan surgir.

 

 

La Plantaforma de Género y el 8M

Con motivo de la apertura de nuestro nuevo Centro Alternativa de Atención a la Mujer en la Colonia Marconi, la Comisión se ha unido a la Plantaforma de Género, una plataforma en la que diversas entidades con enfoque de género del distrito Villaverde-Usera se coordinan para generar actividades y espacios que promuevan la igualdad y concienciación de las vecinas y vecinos sobre los distintos tipos de violencias de género.

El equipo del Programa Alternativa, que brinda atención a mujeres en situación de prostitución, espera poder poner su granito de arena al trabajo que la Plantaforma lleva ya años haciendo, sobre todo en lo que concierne a la formación y sensibilización sobre la realidad de las mujeres con las que desde este programa se trabaja y la violencia, a menudo invisible, a la que las mismas se ven expuestas en su día a día.

El trabajo de la Plantaforma se intensifica en días clave como el 8M y el 25N gracias a lo cual este año se ha organizado la primera Feria por el Día de la Mujer.

Nuestras compañeras del equipo Alternativa participarán junto con otras entidades en este día lúdico pero con carácter formativo, enfocado a la preparación de la manifestación del 8 de Marzo. Con ayuda de las organizaciones participantes, se llevarán a cabo diversos talleres en los que se realizarán pancartas, chapas, etc. en compañía de las vecinas y vecinos de la zona.

Viernes 6 de Marzo de 10.30 a 13.30
C/ Juan José Martínez Seco