Entradas

Una asociación francesa impulsa un juicio histórico contra el sistema pornocriminal

En los próximos meses se abrirá en Francia uno de los primeros juicios contra el sistema de la pornografía, y este momento histórico se debe en gran parte al impulso dado por la asociación abolicionista francesa Osez le Féminisme!

Todo empezó en febrero de 2020, cuando la asociación emitió una primera alerta contra Jacquie y Michel, una pareja de productores propietarios de una de las plataformas pornográficas más importantes del país. Recabó testimonios de víctimas que denunciaban las prácticas inhumanas y degradantes de la industria del porno, en particular la trata de personas y las violaciones múltiples, y llevó el caso ante el Tribunal Penal de París.

Desde entonces, han ido multiplicándose los procesos judiciales contra los propietarios de plataformas pornográficas.

En septiembre de 2020, se abrió una investigación preliminar por violación y proxenetismo contra “Jacquie et Michel », y en octubre de 2020, cuatro pornocriminales fueron acusados de violación agravada, proxenetismo y tráfico de personas. Entre los acusados, que se encuentran ahora en prisión preventiva, figuraban Pascal OP, muy conocido en la industria pornográfica por los “bukkake” que organizaba (violaciones colectivas cometidas entre 30 y 80 hombres contra una mujer), así como Mathieu Lauret, que colaboraba e incluso representaba a “Jacquie et Michel”.

En el marco de este caso se detuvo a otros dos hombres, secuestradores, que se encargaban de atrapar a las mujeres haciéndose pasar por chicas jóvenes en las redes sociales para luego llevar a sus víctimas a los lugares de rodaje y obligarlas a someterse a actos de violencia y tortura. En octubre de 2021, cuatro “actores” fueron acusados de violación en el mismo caso, y también serán juzgados en el juicio que tendrá lugar a principios del año 2022.

Más de 50 mujeres víctimas ya se han manifestado para denunciar la violencia que sufrieron y reivindicar sus derechos, y la asociación Osez Le Féminisme!, aparte de acompañarlas, se ha unido al juicio como parte civil, para conseguir que se alce la voz de la sociedad civil contra la industria pornocriminal.

Le Monde, uno de los principales periódicos de Francia, dedicó a este juicio una investigación en cuatro partes, la primera de las cuales se publicó en la semana del 15 de diciembre, con el llamativo título “Violaciones disfrazadas de vídeos”.

Según el periódico, este juicio podría “por primera vez sacar a la pornografía del limbo jurídico en que se encuentra, al considerar que se trata de proxenetismo, es decir, el hecho de enriquecerse explotando el sexo de pago.”

Desde la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, queremos manifestar nuestro apoyo a las víctimas y a las asociaciones que las acompañan, y esperemos que otros países de Europa se sumen al movimiento de denuncia del sistema pornocriminal.

Marie Vilar, Voluntaria de la CIMTM