Entradas

Condenamos y lamentamos el terrible asesinato de un menor de diez años a manos de su padre

Estamos de luto ante el primer crimen por violencia vicaria del año

Comenzamos este mes de abril lamentando el triste hecho de que un inocente niño de 10 años haya sido asesinado por su padre durante el cumplimiento del régimen de visitas del menor, para celebrar el que fuese su undécimo cumpleaños.

Se trata del primer crimen por violencia vicaria cometido en 2022, y el número 47 desde 2013 en que se empezaron a recabar estadísticas.

Ante estos hechos, desde la CIMTM recordamos que los derechos y la protección de los hijos e hijas siempre van por delante de los supuestos derechos del padre. Nuestra experiencia en los años de atención a mujeres y menores víctimas de malos tratos, nos demuestra que un maltratador jamás será un buen padre.

Los menores se convierten en víctimas directas al ser testigos de la violencia que sufren sus madres, algo que desde nuestra entidad llevamos denunciando y visibilizando por medio de nuestra exposición itinerante “Crecer con miedo: niños y niñas ante la violencia de género”.

Por medio de los dibujos creados por los niños y niñas que han sido atendidos por nuestra entidad, reflejamos lo que ellos y ellas no pueden expresar mediante palabras, y recordamos que estos crímenes son solo la punta del iceberg del dolor diario que sufren quienes son testigos directos de la violencia machista que se ejerce contra sus madres.

Este lamentable hecho nos hace reiterar que, según la reforma al artículo 94 del Código Civil en vigor desde el pasado 3 de septiembre, “No se fijará en los juzgados un régimen de visitas, y lo suspenderá si existe, cuando el padre esté incurso en un proceso penal por atentar contra la vida, agredir o abusar de la pareja o de los hijos, y tampoco si aprecia indicios fundados de violencia doméstica o de género”.

Si bien, el principal objetivo de la reforma es proteger a los menores y combatir la violencia vicaria, hoy nos hallamos horrorizadas de nuevo ante este último crimen, más aún, cuando pesaba sobre el maltratador una orden de alejamiento por parte de la madre.

Pese a las buenas intenciones y los avances legislativos, nos encontramos ante un error de coordinación entre los juzgados, y rogamos un mayor esfuerzo, diligencia y seguimiento por parte de las instituciones competentes para poner fin a irregularidades que suponen un grave riesgo para la vida de niños y niñas inocentes.

Recordamos que, según el último dictamen emitido por la Fiscalía, hay aproximadamente 879 casos de presos por violencia de género que siguen recibiendo visitas de menores en los centros penitenciarios, a pesar de su prohibición en la ley.

Esta forma de proceder por parte de los operadores de justicia refleja una interpretación discriminatoria de la legislación, basada en prejuicios y estereotipos de género todavía muy arraigados, como ya ha alertado la ONU a España en varias ocasiones por medio de varios informes.

El objetivo de la violencia vicaria es provocar el sufrimiento de por vida de la madre. Y una vez más, lo han vuelto a conseguir.

Todo nuestro apoyo y cariño a la madre y familia del menor.

 

 

Gracias por visibilizar la Violencia de Género en menores con la exposición Crecer con Miedo

La Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, en colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), impulsó en 2019 una exposición de dibujos creados por hijos e hijas de víctimas de violencia de género, en la que son los propios menores los que ilustran sobre el papel las situaciones de maltrato que han vivido. El criterio de selección  de estos dibujos se basa en su capacidad expresiva y en cómo reflejan su vivencia personal en distintas situaciones. La mayoría de las imágenes no necesitan ser explicadas, pues se percibe con solo mirarlas el dolor y el sufrimiento que los y las menores han tenido en su día a día.

Gracias a los años de experiencia en la intervención con madres e hijos en situación de maltrato, constatamos que los dibujos creados por los menores suponen una puerta de acceso a sus vivencias internas y un gran medio para poder intervenir en su reparación del daño y acompañamiento.

Con el objetivo de dar a conocer el modelo de intervención utilizado, las creadoras de este proyecto han desarrollado un manual en el que defienden los beneficios de la intervención profesional con menores víctimas de violencia de género. Explican que el trabajo no solo debe ser terapéutico, para paliar los efectos de esa violencia, sino también preventivo, para evitar que el modelo desigual de relaciones entre mujeres y hombres se reproduzca en el futuro.

Este manual, que además recoge todas las imágenes que forman parte de la exposición, puede ser descargado por una donación de 5 Euros o se puede solicitar el envío del libro a cualquier dirección, tras realizar una donación de 12 euros.   Los fondos recaudados, serán destinados a la intervención psicosocial con menores víctimas de violencia de género y al desarrollo de esta exposición itinerante.

Los dibujos que conforman la Exposición Crecer con Miedo: niños y niñas ante la Violencia de género están a disposición de quien quiera poner su granito de arena para seguir sensibilizando y concienciando sobre las terribles consecuencias de la Violencia de Género.

Durante todo el verano 2021, la muestra ha estado rotando por diferentes pueblos de la Vega Baja del Segura. La asociación ”Vivas Nos Queremos Vega Baja” ha sido la promotora de dicha itinerancia. A continuación, compartimos sus impresiones al respecto:

”La plataforma VIVAS NOS QUEREMOS VEGA BAJA quiere agradecer a la Comisión para la investigación de Malos Tratos a Mujeres la oportunidad que les ha brindado al tener la exposición “Crecer con miedo” durante estos cuatro meses, aprovechados para llevar a siete municipios de nuestra comarca.

Los 60 dibujos de los que consta esta exposición itinerante son impactantes y tristes, pero necesarios e importantes en la ayuda a VISIBILIZAR la violencia de género, pues los hogares donde se sufre esta violencia, también hay un maltrato infantil del que casi no se habla, los niños son ese material delicado que hay que cuidar, porque lo que sea de ellos en su infancia se verá reflejado en su vida adulta, en el futuro, en el futuro de todas y todos.

Visitar esta exposición sirve para hacernos recapacitar como sociedad, para sensibilizar sobre el gran problema de maltrato infantil derivado de la violencia de género. Crea conciencia sobre la repercusión de la violencia machista en los menores, que hasta hace poco eran los grandes olvidados.

Desde el nacimiento de VIVAS NOS QUEREMOS nuestros objetivos siempre han sido VISIBILIZAR, DESPERTAR, TOMAR CONCIENCIA, EMPATIZAR, ACOMPAÑAR. Luchamos por mostrar empatía hacia esas mujeres que no son dueñas de sí mismas y demostrarles a esos niños que estamos con ellos. Necesitamos la implicación de gobiernos y de la sociedad para atajar esta violencia.

El interés y el mimo que se ha puesto en cada una de las localidades en los actos de inauguración, explicando el objetivo, es digno de elogio. Las fechas nos han coincidido con periodo vacacional escolar y esto se ha visto reflejado en la afluencia de visitas. Aun así, hemos tenido alumnado de institutos, profesorado de estos centros y profesionales de los servicios sociales (nombramos este personal por creer que son de verdadera importancia en la lucha contra la violencia de genero) y hemos dado publicidad al “Modelo de intervención Psicosocial con menores víctimas de la violencia de género”.

Agradecemos a las diferentes concejalías de igualdad y ayuntamientos que han querido estar, acompañar a la plataforma y facilitar la exposición.

Es de vital importancia que las instituciones que representan a todas las ciudadanas y ciudadanos de un municipio estén presentes en estos actos y actividades, pues contribuyen desde el ejemplo.

 

Plataforma Vivas nos Queremos Vega Baja