Entradas

Violencia de género problema de salud pública

Formaciones en violencia de género al personal sanitario: continuación del Proyecto Response

El Proyecto Response ha tenido como objetivo principal mejorar la capacidad del personal sanitario para la identificación y derivación de casos de violencia de género en el embarazo en los servicios de salud materna de los países participantes en los que se ha intervenido: Rumanía, España, Francia, Alemania y Austria.

Una de las principales conclusiones del Proyecto, fue la importancia del papel que tiene el personal sanitario para la identificación de casos, especialmente en mujeres embarazadas ya que acuden con mayor regularidad al centro sanitario para las citas de seguimiento del embarazo. Se consideran un recurso muy valioso para la detección precoz de la violencia de género. Además, el embarazo es una etapa especialmente vulnerable en la vida de la mujer en la que el maltrato puede iniciarse o recrudecerse.

Durante el proyecto se impartieron formaciones al personal sanitario tras las cuales, la detección de casos por el personal que había recibido los cursos aumentó notablemente, así como su confianza para abordar un posible caso de violencia de género con una paciente.

Por ello, tras la finalización del Proyecto el pasado diciembre de 2018, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres hemos seguido trabajando juntas en el proyecto para darle una continuidad y poder seguir formando a profesionales sanitarios en el ámbito de la violencia de género.

Las formaciones están dirigidas a todo el personal sanitario, expertos y expertas en ginecología, maternidad, enfermería, técnicos, etc; tanto de atención primaria como hospitalaria. El contenido de los cursos está dirigido a que el personal sanitario conozca y tenga a su alcance todas las herramientas posibles para detectar y derivar un caso de violencia de género, por lo que se incluyen desde conocimientos en medicina como en psicología y derecho.

Por esa razón, las formaciones están impartidas por un equipo multidisciplinar de profesionales de distintos ámbitos (profesionales sanitarios, abogadas, trabajadoras sociales, psicólogas, forenses) qué, desde su experiencia y estudio de la materia, abordan temas como: por qué se produce la violencia de género, el ciclo de la violencia, lesiones comunes y como identificarlas, cómo entrevistar a una víctima, recursos sociales disponibles, procedimiento judicial y partes de lesiones.

Todas estas herramientas y recursos están recogidas en el Manual del Proyecto Response y en la Guía de actuación Sanitaria que entregamos a los asistentes a las formaciones y que están disponibles para todo el mundo en nuestra web.

Durante el 2019, hemos realizado formaciones en el Hospital Fundación Alcorcón y el Hospital Universitario del Sureste. En 2020, antes de que la pandemia de COVID-19 llegara a nuestro país, tuvimos la oportunidad de realizar un curso en el Hospital Universitario Infanta Elena.

Desde la CIMTM, estaremos encantadas de continuar con las formaciones presenciales cuando se ponga fin a la emergencia sanitaria que estamos atravesando. Agradecemos públicamente a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y a todas las personas que organizan los seminarios, que hacen que esto sea posible, así como quienes participan en ellos, ya sea como asistentes o como formadores.

La concienciación de todos los sectores de la sociedad, y en especial de todo el ámbito sanitario, resulta vital para poder luchar contra la violencia de género. Animamos a todos los profesionales a participar en los próximos cursos.

 

Irene Ramírez Carrillo

Abogada y colaboradora de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres

 

Violencia de género problema de salud pública

RESPONSE LOGO

Mejorar la identificación y las referencias para abordar la violencia de género entre las mujeres: Proyecto RESPONSE

Respuesta multiinstitucional para la presentación de informes sobre la violencia de género en los servicios de salud materna (2017-2018)

La omnipresencia de la violencia de género (VG) se entiende como una de las violaciones más generalizadas de los derechos humanos, con un impacto significativo en la salud física, psicológica, sexual y reproductiva de las mujeres. A menudo los profesionales que trabajan en el ámbito sanitario no disponen de conocimientos suficientes acerca de las consecuencias de la VG, a pesar de que es más probable que las supervivientes de VG revelen el abuso que están sufriendo a sus proveedores de salud que a profesionales de otros ámbitos.

Para abordar este problema, se puso en marcha el proyecto RESPONSE, de dos años de duración, cofinanciado por la Comisión Europea y sus socios, llevado a cabo con éxito en cinco países de la UE (Austria, Alemania, Francia, Rumanía y España) y que llegó a su fin en diciembre de 2018. El proyecto proporcionó formación en los países asociados y dio lugar a los siguientes logros: aumento de casos revelados de VG por parte de las pacientes en el entorno de la salud materna y crecimiento del número de casos remitidos a servicios especializados para las supervivientes de VG desde dichos servicios sanitarios.

Además, se incorporó el tema de la VG durante el embarazo en las sesiones de formación de los médicos de atención interna y los residentes de los hospitales; y se fomentó una mayor conciencia acerca de la necesidad de que hubiera una mayor coordinación entre los diferentes sectores que intervienen en la atención a las mujeres embarazadas.

Como parte del proyecto RESPONSE se desarrolló un modelo de asociación, consistente en un equipo de profesionales de la salud y de trabajadores sociales/especialistas en VG, que comparten la responsabilidad del apoyo y la mejor atención de las pacientes potencialmente víctimas. Este modelo fue desarrollado con el objetivo de cerrar la brecha entre dos sectores diferentes que apoyan a las mujeres supervivientes de VG, ya que los proveedores de servicios de salud son los profesionales en quienes las mujeres supervivientes de VG confiarían más para que revelen sus casos de abuso. Por lo tanto, las visitas de rutina de atención peri/antenatal ofrecen una oportunidad crucial para la identificación, la planificación de la seguridad y la notificación de la VG en mujeres embarazadas que se encuentran en alto riesgo durante este período especialmente vulnerable de sus vidas.

Antes del desarrollo del proyecto RESPONSE, algunos de los profesionales sanitarios con los que se ha intervenido, carecían de las suficientes habilidades para identificar y apoyar a las mujeres supervivientes de VG atendidas en atención primaria y hospitalaria. Según los datos recogidos, sólo el 17% de los profesionales sanitarios se sentían preparados para detectar la VG antes de las formaciones de RESPONSE.

Sin embargo, tras la realización de la formación RESPONSE -un total de 14 seminarios de capacitación con cerca de 200 profesionales en 5 países de la UE– la preparación de los profesionales de la salud para reconocer, identificar y derivar a los pacientes que se presentan en su clínica aumentó drásticamente.

Después de la capacitación, el 66% de los profesionales de la salud indicaron que se sentían más preparados para detectar la VG y el 64% se sentían preparados para responder apropiadamente a la revelación de la VG (en comparación con sólo el 18% antes de la formación). Se trata de un aumento significativo dado que una barrera común identificada por las clínicas de salud antes de la formación era la falta de conciencia e información acerca de las opciones de remisión a servicios de salud y la VG, así como la debilidad o la falta de mecanismos para abordar la VG.

Uno de los principales efectos de la formación en las clínicas de salud participantes fue el aumento de las remisiones a los trabajadores sociales y a la policía. Por ejemplo, Francia informó de que se había cuadruplicado la identificación y remisión de pacientes como víctimas de VG.

Los seminarios de capacitación no sólo mejoraron las habilidades del personal de salud para identificar la VG en las clínicas, sino también en la práctica, con una mejora significativa en la detección y remisión de las mujeres víctimas de VG en el ámbito de la salud de la mujer, que fue posible gracias al Manual de Capacitación de RESPONSE. Uno de los encargados de la formación del RESPONSE proclamó que “la formación de todo el personal en contacto con mujeres embarazadas debería ser obligatoria, y es esencial para la detección y, por tanto, la prevención de este problema tan frecuente en nuestra sociedad”.

El impacto positivo de RESPONSE en todos los países socios ha dado como resultado el compromiso de los socios de continuar con el modelo RESPONSE y las formaciones en las clínicas de control, y más allá en algunos casos, como en Francia, donde el manual de formación  RESPONSE se utilizará para apoyar la formación de al menos una matrona por cada sala de maternidad en el ámbito nacional.

Para más información sobre el proyecto y para acceder a los materiales de formación de RESPONSE gratuitamente y en cinco idiomas (inglés, francés, alemán, español y rumano), por favor visite el sitio web del proyecto en: http://gbv-response.eu/tools/

 

Información de contacto de los socios de RESPONSE:
Diana Dulf, Babeș -Bolyai University (Rumanía): diana.dulf@publichealth.ro; Ulrike Janz, GESINE (Alemania): janz@gesine-intervention.de; Medina Johnson, University of Bristol (Reino Unido): medina.johnson@nextlinkhousing.co.uk;
Irene Ramirez, Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres (España): comision@malostratos.org ;
Maria Rösslhumer, Austrian Women’s Shelter Network (Austria): maria.roesslhumer@aoef.at; Mathilde Sengölge, Psytel (Francia): mailto:sengoelge@psytel.eu