Entradas

Mejorar la identificación y las referencias para abordar la violencia de género entre las mujeres: Proyecto RESPONSE

Respuesta multiinstitucional para la presentación de informes sobre la violencia de género en los servicios de salud materna (2017-2018)

La omnipresencia de la violencia de género (VG) se entiende como una de las violaciones más generalizadas de los derechos humanos, con un impacto significativo en la salud física, psicológica, sexual y reproductiva de las mujeres. A menudo los profesionales que trabajan en el ámbito sanitario no disponen de conocimientos suficientes acerca de las consecuencias de la VG, a pesar de que es más probable que las supervivientes de VG revelen el abuso que están sufriendo a sus proveedores de salud que a profesionales de otros ámbitos.

Para abordar este problema, se puso en marcha el proyecto RESPONSE, de dos años de duración, cofinanciado por la Comisión Europea y sus socios, llevado a cabo con éxito en cinco países de la UE (Austria, Alemania, Francia, Rumanía y España) y que llegó a su fin en diciembre de 2018. El proyecto proporcionó formación en los países asociados y dio lugar a los siguientes logros: aumento de casos revelados de VG por parte de las pacientes en el entorno de la salud materna y crecimiento del número de casos remitidos a servicios especializados para las supervivientes de VG desde dichos servicios sanitarios.

Además, se incorporó el tema de la VG durante el embarazo en las sesiones de formación de los médicos de atención interna y los residentes de los hospitales; y se fomentó una mayor conciencia acerca de la necesidad de que hubiera una mayor coordinación entre los diferentes sectores que intervienen en la atención a las mujeres embarazadas.

Como parte del proyecto RESPONSE se desarrolló un modelo de asociación, consistente en un equipo de profesionales de la salud y de trabajadores sociales/especialistas en VG, que comparten la responsabilidad del apoyo y la mejor atención de las pacientes potencialmente víctimas. Este modelo fue desarrollado con el objetivo de cerrar la brecha entre dos sectores diferentes que apoyan a las mujeres supervivientes de VG, ya que los proveedores de servicios de salud son los profesionales en quienes las mujeres supervivientes de VG confiarían más para que revelen sus casos de abuso. Por lo tanto, las visitas de rutina de atención peri/antenatal ofrecen una oportunidad crucial para la identificación, la planificación de la seguridad y la notificación de la VG en mujeres embarazadas que se encuentran en alto riesgo durante este período especialmente vulnerable de sus vidas.

Antes del desarrollo del proyecto RESPONSE, algunos de los profesionales sanitarios con los que se ha intervenido, carecían de las suficientes habilidades para identificar y apoyar a las mujeres supervivientes de VG atendidas en atención primaria y hospitalaria. Según los datos recogidos, sólo el 17% de los profesionales sanitarios se sentían preparados para detectar la VG antes de las formaciones de RESPONSE.

Sin embargo, tras la realización de la formación RESPONSE -un total de 14 seminarios de capacitación con cerca de 200 profesionales en 5 países de la UE– la preparación de los profesionales de la salud para reconocer, identificar y derivar a los pacientes que se presentan en su clínica aumentó drásticamente.

Después de la capacitación, el 66% de los profesionales de la salud indicaron que se sentían más preparados para detectar la VG y el 64% se sentían preparados para responder apropiadamente a la revelación de la VG (en comparación con sólo el 18% antes de la formación). Se trata de un aumento significativo dado que una barrera común identificada por las clínicas de salud antes de la formación era la falta de conciencia e información acerca de las opciones de remisión a servicios de salud y la VG, así como la debilidad o la falta de mecanismos para abordar la VG.

Uno de los principales efectos de la formación en las clínicas de salud participantes fue el aumento de las remisiones a los trabajadores sociales y a la policía. Por ejemplo, Francia informó de que se había cuadruplicado la identificación y remisión de pacientes como víctimas de VG.

Los seminarios de capacitación no sólo mejoraron las habilidades del personal de salud para identificar la VG en las clínicas, sino también en la práctica, con una mejora significativa en la detección y remisión de las mujeres víctimas de VG en el ámbito de la salud de la mujer, que fue posible gracias al Manual de Capacitación de RESPONSE. Uno de los encargados de la formación del RESPONSE proclamó que “la formación de todo el personal en contacto con mujeres embarazadas debería ser obligatoria, y es esencial para la detección y, por tanto, la prevención de este problema tan frecuente en nuestra sociedad”.

El impacto positivo de RESPONSE en todos los países socios ha dado como resultado el compromiso de los socios de continuar con el modelo RESPONSE y las formaciones en las clínicas de control, y más allá en algunos casos, como en Francia, donde el manual de formación  RESPONSE se utilizará para apoyar la formación de al menos una matrona por cada sala de maternidad en el ámbito nacional.

Para más información sobre el proyecto y para acceder a los materiales de formación de RESPONSE gratuitamente y en cinco idiomas (inglés, francés, alemán, español y rumano), por favor visite el sitio web del proyecto en: http://gbv-response.eu/tools/

 

Información de contacto de los socios de RESPONSE:
Diana Dulf, Babeș -Bolyai University (Rumanía): diana.dulf@publichealth.ro; Ulrike Janz, GESINE (Alemania): janz@gesine-intervention.de; Medina Johnson, University of Bristol (Reino Unido): medina.johnson@nextlinkhousing.co.uk;
Irene Ramirez, Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres (España): comision@malostratos.org ;
Maria Rösslhumer, Austrian Women’s Shelter Network (Austria): maria.roesslhumer@aoef.at; Mathilde Sengölge, Psytel (Francia): mailto:sengoelge@psytel.eu

El 94% de las víctimas de trata con fines de explotación sexual son mujeres y niñas

– Una de cada tres mujeres declara haber sufrido algún tipo de violencia física o sexual al menos una vez en su vida

– En España se estima que unos 15 millones de varones son clientes potenciales de prostitución.

– Para Europol, el tráfico de personas aporta anualmente a los tratantes/traficantes 32.000 millones de euros

Madrid, 25 de enero 2019

La violencia sexual, el maltrato y la discriminación son parte del día a día de niñas y mujeres de todo el planeta. Una de cada tres mujeres declara haber sufrido algún tipo de violencia física o sexual al menos una vez en su vida. Además, son víctimas de la violación de sus derechos humanos con prácticas culturales como la mutilación genital femenina, la quema de viudas o el matrimonio forzado e infantil.

La trata de seres humanos es uno más de este tipo de violencias que afecta de forma desproporcionada a las mujeres y niñas de todo el mundo, no solo porque representan el mayor porcentaje de víctimas, sino por el severo nivel de violencia al que son sometidas, principalmente en los casos de trata con fines de explotación sexual.

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) calcula que por cada víctima identificada existen 20 más sin identificar. Este dato denota la enorme dificultad que encuentran las instituciones y organizaciones para detectar estas situaciones y, por tanto, para conocer y ayudar a sus víctimas.

La trata de personas constituye, según apunta Europol, la segunda fuente de ingresos ilícitos de la delincuencia, aportando anualmente a los traficantes 32.000 millones de euros.

España se ha convertido en el país con mayor demanda de sexo pagado en toda Europa, según alertaba el experto canadiense Richard Poulin en el año 2017. Hace ya una década, en nuestro país se estimaba en 15 millones de varones el número de clientes potenciales de prostitución.

2 de cada 3 víctimas de trata son mujeres, pero la cifra que afecta al colectivo femenino aumenta cuando se refiere a explotación sexual. El último informe global de la UNODC del año 2018 cifra en un 94% el porcentaje de mujeres y niñas víctimas de trata con fines de explotación sexual en todo el mundo.

A pesar de contar con unas cifras tan alarmantes, en general, la voluntad política de los gobiernos y sus inversiones en materia de protección y promoción de los derechos de las niñas y mujeres muestran un peligroso retroceso.

Observando este hecho, la Coalición contra la Trata de Mujeres (CATW) conmemora su 30 aniversario en colaboración con la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres (CIMTM) en la celebración de este congreso, que tendrá lugar en Madrid los próximos días 4 y 5 de febrero en el salón de actos de la Fundación Giner de Los Ríos. A través de las diferentes sesiones y mesas redondas podremos crear nuevas estrategias para alcanzar los objetivos mundiales marcados y desarrollar soluciones innovadoras con las que abordar la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.

La igualdad de género es condición indispensable para lograr el desarrollo sostenible mundial y un principio fundamental de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. En concreto, el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5 recuerda a los gobiernos, las Naciones Unidas y la sociedad civil que para lograr la igualdad de género es necesario erradicar la violencia y la discriminación contra las niñas y las mujeres tanto en el ámbito público como en el privado, incluyendo como tales la trata, la explotación sexual y otros tipos de explotación.

El 5.2 Global Partnership persigue cumplir esta meta fomentando las inversiones destinadas a acabar con todo este tipo de violencias contra las mujeres.

Entre los objetivos de esta Conferencia está el dar a conocer los efectos devastadores provocados por la trata de personas y la explotación sexual, además de transmitir la urgente necesidad de seguir investigando en esta materia.

Para ello contaremos con el testimonio de supervivientes de la industria del sexo y personalidades internacionales con gran experiencia en la lucha por los derechos de las mujeres y la abolición de la explotación sexual. Adjuntamos en el correo el programa completo con el nombre y los datos de los conferenciantes.

Para más información y entrevistas: prensa@malostratos.org
91 308 27 04 / 616 00 12 35

Jornadas sobre Violencia de Género, Redes y Ciberacoso – Conclusiones

El pasado 21 de junio de 2018, tuvo lugar la celebración de las Jornadas sobre Violencia de Género, Redes y Ciberacoso, organizadas por la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, en el Salón de Actos de la Secretaría de Estado, Servicios Sociales  Igualdad.

Segunda mesa de las jornadas. De izquierda a derecha, Natividad Hernández-Claverie, Igor Cieker, Irina Nuñez y Lórien Doménech

Las Jornadas contaron con la presencia de numerosos profesionales del ámbito público, privado y organizativo. Fueron presentadas por la recién nombrada Secretaria de Estado de Igualdad Doña Soledad Murillo de la Vega, acompañada de la Subdirectora General de Coordinación Interinstitucional de la DGVG, Doña Rebeca Palomo Díaz, junto a la Presidenta de la Organización, Doña Susana Martinez Novo.

La nueva Secretaria de Estado, Dña. Soledad Murillo, que ya había ocupado el cargo de secretaria general de Políticas de Igualdad -2004/2008-  hizo una ilustrativa  introducción sobre la “culpabilidad”  con la que viven las victimas las situaciones de violencia y la necesidad de incidir en el campo educativo, del que es experta conocedora.

Por su parte, la Subdirectora General de la DGVG, hizo un breve recorrido sobre el trabajo de la Delegación en materia de Violencia y Redes Sociales, con mención de los últimos estudios publicados bajo la dirección de dicho organismo.

Susana Martínez dio paso a las mesas, señalando el propósito preventivo e informativo de las Jornadas, dado el uso masivo de las redes sociales y todo el conjunto de las nuevas tecnologías en el ámbito de la comunicación y la socialización. Hizo especial hincapié en la preocupación de las organizaciones por la involución que afecta a las generaciones más jóvenes en cuanto a la utilización de las redes como herramienta de control y ejercicio de la Violencia.

Las jornadas pretendían profundizar en los distintos ámbitos desde los que se puede intervenir, desde el ángulo de la prevención y el conocimiento. Las ponencias abordaron por lo tanto, las diferentes áreas de trabajo: seguridad ciudadana, jurídico y psicológico.

La primera mesa contó con la intervención de Dña. Isabel Ventura, experta del Observatorio de Violencia de Género del Lobby europeo de Mujeres (EWL), que hizo un recorrido por el trabajo que se está realizando en el ámbito transnacional frente a este nuevo tipo de violencias, al que no es ajena la Comunidad Europea.

Concretamente expuso los resultados del proyecto ‘Her Net, Her Rights’ desarrollado por el LEW que se centra en el análisis de la ciberviolencia contra mujeres y niñas en Europa.

Resaltó la alta incidencia de este tipo de violencia, haciendo alusión a los nueve millones de mujeres y niñas que la han sufrido tras cumplir los quince años, según cifras de la ONU. Hizo especial hincapié en lo que se conoce como pornografía de venganza cuyo objetivo es intimidar y silenciar a las víctimas, ante la amenaza de la distribución de imágenes con contenido sexual.

Posteriormente Dña. Luisa Velasco Riego, abordó el tratamiento de las víctimas por la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, desde su experiencia como Inspectora de Policía y Doctora en psicología.

Mencionó ciertas conductas normalizadas por los adolescentes, como dar las contraseñas del móvil a la pareja una vez pasados tres meses de relación como muestra de amor, así como el desconocimiento de los padres de éste y otros comportamientos de riesgo que sus hijos e hijas pueden estar poniendo en práctica desde edades muy tempranas.

Y para concluir, la Magistrada Dña. Maria Gavilán Rubio, habló sobre como contempla nuestra legislación la Violencia ejercida por medio de las Redes Sociales y otros medios tecnológicos, haciendo un recorrido por  los delitos  recogidos en el Código Penal actual.

Hizo especial hincapié en aquellos que afectan al uso de los medios de comunicación en relación a los y las menores, “Childgrooming”, y a la difusión de material pornográfico por las redes como forma de cosificación y violencia contra la mujer, y su pérdida de individualidad e identidad.  “La pornografía es una escuela de desigualdad, que junto con la prostitución cosifican, mercantilizan, instrumentalizan el cuerpo de las mujeres y niñas, y encuentran en las redes el cauce idóneo de difusión”.

La segunda mesa, dio comienzo con el Responsable del Servicio Digital Forense de Prosegur Ciberseguridad, perito – forense, Don Lorien Domenech, que  desde un punto de vista técnico abordó las formas de investigación con que se cuenta en la actualidad para la detección y en su caso determinación de la huella digital para llegar al origen de la actividad  delictiva.

Pero también insistió en el aspecto preventivo, desde un punto de vista tecnológico, ilustrando a las y los asistentes sobre  la posibilidad y necesidad de “auto auditarnos”, a fin de conocer la información que se tiene de nosotras/os mismos en las redes y así poder limitar  y en su caso atajar cualquier  hecho o conducta que interfiera o atente contra nuestra esfera privada y personal.

Para continuar, Don Igor Cieker Comabella, abogado y asesor Jurídico de la Organización No al Acoso, ilustro a la audiencia sobre la intervención con la víctima y los recursos jurídicos de los que la misma dispone, mediante algunos ejemplos  de casos  reales, que dejan claro que cualquier ficción no es nada comparada con lo que podemos encontrarnos en la realidad tecnológica y virtual.

Para cerrar la mesa, Doña Natividad Hernández-Claverie Gala, psicóloga, coordinadora del Área de Psicología de la CIMTM, abordó la intervención con la victima desde el punto de vista psicológico, haciendo un recorrido por el trabajo y las buenas prácticas que deben utilizarse a la hora de abordar la recuperación emocional de las mismas.

Como primer paso, es importante tener en cuenta el momento en el que se encuentran y “no juzgar a las víctimas”. El acompañamiento también es fundamental, para fortalecerlas, empoderarlas y que alcancen su propia independencia que es en definitiva el objetivo del tratamiento.

La presidenta de la Organización, Susana Martinez Novo, cerró las Jornadas, agradeciendo la generosa participación de las distintas personalidades y expertos que acudieron al acto, haciendo expresa mención a la necesidad de educación y formación en el uso de las nuevas tecnologías  y en la lucha contra la Violencia de Género. “No debemos permitir la normalización del uso de las redes como herramienta de la violencia”, que constituye  un ataque a todas las mujeres en su conjunto.  Mostró su repulsa ante el reciente asesinado de las dos últimas víctimas y su solidaridad con sus familias y con todas las mujeres víctimas de Violencia de Género.

Las Jornadas han tenido un impacto muy positivo, resaltando más de un participante la necesidad de dar continuidad a talleres y jornadas de formación sobre la materia, dada la elevada incidencia y repercusión  del uso de las redes sociales, internet y demás medios tecnológicos de comunicación en la formación de la conciencia social sobre la igualdad y la Violencia ejercida de manera expresa o tácita sobre las mujeres.

Accede a las jornadas completas desde nuestro canal de YouTube

 

Lanzamiento de ‘De Palo en Palo’

La violencia y deterioro que sufre una mujer en situación de prostitución es como un cante oscuro, un cante tiznado de negro profundo, de hollín de fragua y sudor incesante como si fuesen lágrimas que el cuerpo expulsa, un llanto que no cesa.

Desde la Delegación de Andalucía de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, presentamos el proyecto ‘’De Palo en Palo’’, tratando de dar un paso más hacia la sensibilización, sobre todo de la población más joven, acerca de lo que realmente significa consumir prostitución.

Consideramos más que necesario dar difusión a la idea de que la prostitución es realmente una forma más de violencia de género.

El corto ‘’De Palo en Palo’’, trata de dar visibilidad a la situación de las mujeres que se encuentran en situación de prostitución y la relación directa de ésta con la violencia. La bailaora, a través de distintos palos del flamenco, nos hace ver el drama de la cosificación y deshumanización de la protagonista, que pasa de ser una persona, a una mera mercancía.

Proyecto subvencionado por: