Entradas

Podemos admite ante organizaciones del movimiento feminista que no tiene posicionamiento sobre la prostitución

El movimiento feminista se reunió el pasado viernes 5 de octubre en el Congreso de los Diputados con representantes de Podemos para exigir un claro posicionamiento abolicionista desde el partido.

Amelia Tiganus, superviviente de prostitución y trata y activista de Feminicidio.net, encabezó la comitiva de 15 representantes de 13 organizaciones abolicionistas: Plataforma de Organizaciones por la Abolición de la Prostitución, Plataforma Abolicionista Canaria, Plataforma de Permisos Parentales Iguales e Intransferibles por nacimiento o adopción (PPiiNA), Fórum de Política Feminista, Fórum Feminista de Madrid, Partido Feminista, Libres y Combativas, Movimiento Democrático de Mujeres, Plataforma Feminista 7N contra las violencias machistas de Madrid, Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, Asociación Feminista Tiemar, Comunicadoras 8M, y Feminicidio.net-Asociación La Sur.

El grupo de mujeres fue recibido por Sofía Castañón, diputada por Asturias y portavoz de la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados; Ángela Rodríguez, diputada por Pontevedra y portavoz adjunta de la Comisión de Igualdad; Rita Bosaho, diputada por Alicante y vocal de la Comisión de Igualdad; y Beatriz Gimeno, diputada de la Asamblea de Madrid y portavoz de la Comisión de Mujer.

Durante una hora las portavoces de las organizaciones abolicionistas expusieron sus argumentos y preguntaron a las diputadas por el posicionamiento de Podemos sobre prostitución, de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas y las elecciones europeas. Ante las preguntas, Sofía Castañón explicó que su partido se encontraba en un proceso de debate interno, por lo que evitó posicionarse, al igual que el resto de diputadas.

“Lo que nos destruye no es la trata, que puede ser un concepto vacío asociado a que una mujer está encadenada y no lo está la mayoría de las veces. La trata, en realidad, es ese proceso a través del cual llegamos a ser explotadas sexualmente. Lo que nos daña es ser penetradas por boca, vagina y ano por hombres que no deseamos. No hay consentimiento aunque nos resignemos a tolerar esa situación de extrema violencia. El lobby proxeneta tergiversa el Protocolo de Palermo y hace propaganda para cambiar la percepción social sobre el consentimiento de la víctima haciendo ver que hay una prostitución mala que es la trata, y una prostitución buena que es la prostitución voluntaria, cuando en realidad solo hay una prostitución que siempre es mala, y lo único que varía son las circunstancias a través de las cuales se llega a ella”, aseguró Tiganus, que planteó la abolición de la prostitución como el único camino para erradicar la trata. Ante la posición de debate abierto por parte de Podemos, la superviviente de prostitución insistió: “Yo me enfrento no solo el estigma de la puta, sino también a toda una mafia, a proxenetas, a puteros, a hombres machistas que aunque no sean puteros no quieren renunciar al privilegio de acceder al cuerpo de las mujeres”.

La Plataforma de Organizaciones por la Abolición de la Prostitución, representada por Rosario Carracedo, reclamó a Podemos que se pronuncie y se sume a las iniciativas para desmantelar la industria del sexo y el proxenetismo apoyando la peticiones de penalización de todas las formas de proxenetismo. También recordó la oposición del movimiento abolicionista a la reforma del Código Penal en 1995, cuando alertó de que suponía una despenalización del proxenetismo y que “luego permitió que España, que era un país de tránsito de la trata, se convirtiera en un país de destino”.

Las Organizaciones Abolicionistas EXIGEN:

  • Que los organismos internacionales competentes ADOPTEN una Convención Universal sobre PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE MUJERES y NIÑAS CONTRA TODAS LAS FORMAS DE VIOLENCIA PATRIARCAL.
  • Que esa Convención Universal defina todas las formas de violencia como prácticas incompatibles con los derechos humanos de las mujeres, incluidas la prostitución y los vientres de alquiler.
  • Que los Estados adopten en su legislación interna normas que penalicen todas las formas de proxenetismo y establezcan mecanismos de incautación de los beneficios obtenidos de la explotación sexual de mujeres y menores con reversión directa a favor de las supervivientes.
  • Que los Estados promuevan normativas que sancionen la demanda de prostitución, pues los puteros son responsables directos de esta forma extrema de violencia hacia las mujeres.
  • Que los Estados eliminen cualquier legislación o normativa que penalice o sancione a las mujeres en situación de prostitución, así como cualquier antecedente penal o administrativo que pudiera devenir de normativa anteriores.
  • Que los Estados garanticen a las mujeres en situación de prostitución los mecanismos y recursos suficientes para salir de esta forma extrema de explotación y violencia.
  • Que los Estados adopten una normativa que impida cualquier forma de explotación reproductiva de las mujeres, blindando sus ordenamientos jurídicos para impedir que bajo ninguna normativa, se pueda normalizar o validar los contratos de vientres de alquiler.
  • El movimiento feminista abolicionista exige a los partidos que se dicen “de izquierdas”, que desarrollen políticas abolicionistas que se traduzcan en compromiso económico y medidas concretas, para acabar con la prostitución.

La prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler son formas brutales de abuso sexual y violencia que se ejerce contra mujeres y niñas; por ello las mujeres feministas unimos nuestras voces para denunciar la impunidad de los agresores y la falta de compromiso de los Gobiernos para abolir estas prácticas que reproducen la desigualdad y la violencia.

Las Organizaciones asistentes y sus representantes en la convocatoria han sido:

Plataforma de Organizaciones por la Abolición de la Prostitución, representada por Rosario Carracedo Bullido.

Plataforma Abolicionista Canaria, representada por Esther Torrado Martín-Palomino.

Plataforma de Permisos Parentales Iguales e Intransferibles por nacimiento o adopción (PPiiNA), representada por Ángeles Briñón García.

Fórum de Política Feminista, representado por Lucía Mazarrasa Alvear (Fórum Estatal) y Fórum Feminista de Madrid, representado por Henar Sastre Domingo.

Partido Feminista, representado por Roma González Sanz.

Libres y Combativas, representada por Ana García Rubio y Bárbara Areal Casset.

Movimiento Democrático de Mujeres, representado por Nora Gabriela García Nieves.

Plataforma Feminista 7N contra las violencias machistas de Madrid, representada por Alba Pérez Ciudad.

Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, representada por Sara Vicente Collado.

Asociación Feminista Tiemar, representada por Vicenta Monge García.

Comunicadoras 8M, representadas por Yolanda Martos Wensell.

Feminicidio.net-Asociación La Sur, representada por Amelia Tiganus, Graciela Atencio y Nerea Novo.

Asistieron a la reunión también María Yolanda Rodríguez Villegas y Beatriz Sagrado Roberto.

COMUNICADO INTERNACIONAL PARA LA PROHIBICIÓN GLOBAL DEL ALQUILER DE VIENTRES

Las organizaciones de la sociedad civil y de los Derechos Humanos de las mujeres abajo firmantes venimos a denunciar que…

1. El alquiler de vientres (también conocido como “subrogación” o “maternidad subrogada”) es una grave violación de los derechos y la dignidad de las mujeres y menores. Es una forma de explotación reproductiva de las mujeres y convierte a los recién nacidos en objeto de transacción contractual y comercial.

2. El alquiler de vientres pone en riesgo la integridad física y psicológica de las mujeres y menoscaba el derecho de las mujeres a la filiación y otros derechos fundamentales. En el caso de los menores, vulnera el derecho de estos a conocer su origen. De hecho, la práctica del alquiler de vientres es la manifestación más visible del tráfico de menores y trata de mujeres con fines de explotación reproductiva, reportando millonarios beneficios a agencias de intermediación y clínicas.

3. El alquiler de vientres contraviene derechos humanos fundamentales de mujeres, niños y niñas recogidos en convenios y tratados internacionales como la Convención para la Eliminación de Todas Formas de Discriminación Contra las Mujeres (CEDAW, en sus Artículos 3 y 6), la Convención de Naciones Unidas contra la Esclavitud (Art. 1), la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y de la Niña (Art. 7, 9 y 35), el Protocolo Facultativo de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y de la Niña (Art. 2 a y 3), y el Protocolo Adicional de la Convención contra el Crimen Organizado Transnacional (Art. 3 a).

4. El deseo de ser padre o madre de niños/as que posean el material genético propio no es un derecho ni un derecho humano. Los deseos no son automáticamente derechos.

5. La subrogación “altruista” no existe. No se puede denominar como “altruista” una práctica que exige la firma previa de un contrato, la renuncia a derechos fundamentales y que establece “compensaciones económicas”. La práctica del alquiler de vientres es más bien una práctica “mezquina y egoísta” que tiende a conformar un sistema de “criadas reproductivas” y convierte a los menores en objetos reproductivos de compraventa a la carta.

6. La industria del alquiler de vientres opera en países en desarrollo utilizando las mismas tácticas criminales que las redes de tráfico y trata de seres humanos. Estas tácticas incluyen la identificación y captación de mujeres en situación de vulnerabilidad social para que presten sus capacidades reproductivas.

7. Muchos países del mundo tienen un Estado de Derecho muy débil, por lo que la legalización de cualquier aspecto sobre el alquiler de vientres (como la mal llamada subrogación “altruista”) supone de facto la legalización completa de esta práctica y la legitimidad de la explotación reproductiva de las mujeres. Esta legalización abre las puertas a la explotación reproductiva de mujeres por parte de las élites de estos países, así como a las mafias internacionales del tráfico de órganos y de la explotación de niños y niñas.

8. La industria del alquiler de vientres está presionando a representantes de gobiernos de todo el mundo y de Naciones Unidas para legalizar esta práctica. Detrás de estas presiones hay puramente intereses económicos y empresariales que pretenden que se considere el alquiler de vientres como una mera “técnica de reproducción asistida” y una cuestión sobre la “libre elección” de las mujeres, obviando los riesgos y la situación de pobreza y vulnerabilidad de las mujeres que alquilan su vientre.

9. Naciones Unidas y dos de sus agencias están actualmente intentando influir a gobiernos de todo el mundo, especialmente de países en desarrollo, para la legalización del alquiler de vientres (de la mal llamada subrogación “altruista”). Estas dos agencias de la ONU son el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU (OHCHR, por sus siglas en inglés).

10. Recordamos a la práctica totalidad de los gobiernos y estados del mundo que, de acuerdo con sus propios códigos civiles y penales y en consonancia con los tratados internacionales suscritos, ni pueden ni deben permitir el futuro traslado internacional de los niños y niñas nacidos/as a través del alquiler de vientres ni su registro o inscripción ya que con ello alientan un fraude de sus propias leyes y avalan una práctica que conculca los derechos humanos de menores y mujeres.

Y por todo ello …

1. Pedimos a todos los jefes de Estado y de Gobierno participantes en la 73ª sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas que se pronuncien públicamente en la Asamblea de la ONU a favor de los derechos humanos de las mujeres y de la infancia y por la prohibición global del alquiler de vientres.

2. Demandamos a todos los gobiernos que tomen todas las medidas oportunas para perseguir e impedir el alquiler de vientres a nivel internacional y nacional, con la colaboración estrecha entre gobiernos y un papel activo de embajadas, consulados, policías y sistemas judiciales.

3. Exigimos la ilegalización y clausura de las agencias, clínicas y todos los negocios de la industria del alquiler de vientres en todos los países del mundo, así como la ilegalización de los anuncios publicitarios de esta industria.

4. Exhortamos a los gobiernos donantes de Naciones Unidas que consideren sus aportaciones económicas a las agencias de la ONU que apoyan de forma más o menos velada la legalización del alquiler de vientres (de la mal llamada subrogación “altruista”), a saber: el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU (OHCHR).

5. Reclamamos a los gobiernos del mundo que prioricen la lucha contra la pobreza de las mujeres y la desigualdad de género, así como que incrementen sus esfuerzos para promover y proteger los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de las mujeres, incluidos sus derechos sexuales y reproductivos.

Listado completo de organizaciones firmantes en ESTE LINK.
—–

Propuesta de ordenanza contra la prostitución del PSOE

Madrid, otro municipio que podría sumarse a la red de municipios libres de prostitución y trata de aprobarse la propuesta de ordenanza contra la prostitución que el PSOE ha presentado con actuaciones de sensibilización, prevención, educación y desactivación directa de la demanda de prostitución, actuaciones contra la publicidad sexista y que traslada una imagen vejatoria de la prostitución y contra las licencias para locales de prostitución entre otras medidas.

Consideramos que dicha ordenanza, traslada un mensaje social de que la prostitución atenta contra la igualdad entre hombres y mujeres y contra los derechos humanos de las mujeres, al igual que interpela a los hombres para que abandonen estas prácticas de sometimiento y violencia contra las mujeres. En todo caso, es el inicio de un ataque a la industria de la prostitución y las redes de trata, que es en última instancia lo que hay que erradicar.

-Accede al resumen de la ordenanza-

 

Lanzamiento de ‘De Palo en Palo’

La violencia y deterioro que sufre una mujer en situación de prostitución es como un cante oscuro, un cante tiznado de negro profundo, de hollín de fragua y sudor incesante como si fuesen lágrimas que el cuerpo expulsa, un llanto que no cesa.

Desde la Delegación de Andalucía de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, presentamos el proyecto ‘’De Palo en Palo’’, tratando de dar un paso más hacia la sensibilización, sobre todo de la población más joven, acerca de lo que realmente significa consumir prostitución.

Consideramos más que necesario dar difusión a la idea de que la prostitución es realmente una forma más de violencia de género.

El corto ‘’De Palo en Palo’’, trata de dar visibilidad a la situación de las mujeres que se encuentran en situación de prostitución y la relación directa de ésta con la violencia. La bailaora, a través de distintos palos del flamenco, nos hace ver el drama de la cosificación y deshumanización de la protagonista, que pasa de ser una persona, a una mera mercancía.

Proyecto subvencionado por: