Entradas

NOS MANIFIESTAMOS COMO SIEMPRE EN CONTRA DE LA IMPOSICIÓN DE MULTAS A LAS MUJERES EN SITUACIÓN DE PROSTITUCIÓN AUNQUE APOYA LAS SANCIONES A LOS PUTEROS

La Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres no puede asumir el escrito elaborado por algunas de las organizaciones componentes de la mesa técnica de Prostitución del Ayuntamiento de Madrid contra la propuesta de ordenanza sobre prostitución efectuada por el grupo municipal socialista de Madrid y sobre cualquier propuesta de ordenanza sobre prostitución.

Si bien nuestra entidad comparte plenamente el análisis efectuado sobre la prostitución en Madrid en cuanto al único de los aspectos que se ha elaborado; las mujeres en situación de Prostitución, consideramos que dicho análisis adolece del resto de los elementos que intervienen en el fenómeno prostitucional: la demanda y el proxenetismo.

Aunque sabemos que las competencias del Ayuntamiento de Madrid al respecto son escasas, creemos necesario que estos elementos también han de ser tenidos en cuenta en cualquier análisis que se haga sobre prostitución.

No compartimos el lenguaje utilizado en el documento, puesto que equipara la prostitución y la trata de mujeres con fines de explotación sexual con un negocio en el que se dan relaciones entre sujetos con la misma capacidad de negociación, a pesar de haber admitido en el análisis previo que las mujeres están en su inmensa mayoría en situación de extrema vulnerabilidad y aislamiento al albur del sistema prostitucional.

Compartimos que debe garantizarse que no se sancionará nunca y, bajo ninguna circunstancia, a ninguna mujer en situación de prostitución. Y esto no solo se ha de garantizar en las leyes, sino en la implementación perversa que se viene haciendo de ellas.

Sin embargo, no compartimos la simplificación que se hace en dicho documento de las consecuencias que tiene para las mujeres en la prostitución, cualquier normativa que pretenda sancionar exclusivamente a los puteros.

Nuestra entidad trabaja para acabar con la desigualdad, discriminación, la violencia física, psicológica y sexual, la consideración como objeto de las mujeres para uso y abuso por parte de los hombres, la explotación sexual y económica de las mujeres… Pues bien, considerando que todas estas formas de violencia forman parte de la prostitución, es necesario establecer políticas que acaben con dicha violencia de forma contundente y ante todo, actuando contra las personas responsables de cometer agresiones contra las mujeres, tales como los prostituidores y los proxenetas.

Los prostituidores actúa sometiendo y con la consideración de que los varones tienen derechos de uso de la mujer y que todas las mujeres estamos disponibles para cubrir sus deseos convertidos en derechos.

Los proxenetas obtienen beneficio económico de otra persona explotándola sexualmente y abusando de las circunstancias de extrema vulnerabilidad de las mujeres en prostitución.

No es tolerable tratar de dar cobertura legal a ambas conductas si queremos acabar con la violencia hacia las mujeres.

La consecuencia negativa de la normativa que sanciona la demanda, no es el hecho de que se le impida la capacidad negociadora a las mujeres, ya que la inmensa mayoría de las mujeres en prostitución no tienen capacidad alguna de negociar con los nulos derechos que se les permite tener (carecen del derecho a la integridad física, psicológica y sexual, a un trabajo y a la consideración como seres humanos, siendo convertidas en objetos de uso y abuso comercial).

Examinar las causas que conllevan a empeorar las condiciones de vida de las mujeres es importante para no emitir falsas conclusiones:

1. La falta de consideración de la prostitución como una forma de violencia contra las mujeres es lo que realmente perjudica a las mujeres en prostitución, a las que se les presupone capacidad de decisión cuando ni siquiera pueden elegir protegerse.

2. Actuar tan solo contra un tipo de demanda, la que se produce en el espacio público, en lugar de actuar contra toda la demanda y en todos los ámbitos.

3. Actuar tan solo sobre la demanda sin intervención contra el proxenetismo organizado en todos los ámbitos donde se produce y en todas las circunstancias (con o sin consentimiento de las mujeres en prostitución), así como contra la trata.

4. Falta de información y de formación en derechos de las mujeres en situación de prostitución para que tengan conocimiento de que ellas tienen derecho a un trabajo acorde a su formación y capacidades, para acceder a sus derechos civiles, políticos y sociales de los que son privadas por ser destinadas a la prostitución (espacio socialmente acotado para la comisión de abusos y para relegar a la categoría de objetos a las mujeres). No olvidemos que las mujeres en situación de prostitución están privadas de derechos por el hecho de ejercer la misma.

5. Constatamos la falta de recursos suficientes destinados a lograr que las mujeres en prostitución puedan considerar como una realidad el abandono de la misma y conocer que pueden encontrar salidas laborales reales y en igualdad con los hombres.

6. La naturalización de la prostitución como inevitable por parte de algunos de los recursos asistenciales, debido a la carencia de perspectiva de género y de derechos humanos en esta materia, dificulta que las mujeres lleguen a tener y/o pensar en alternativas para lograr la salida de la prostitución.

7. Dicha naturalización de la prostitución conlleva igualmente la normalización de los comportamientos masculinos de uso y abuso de los privilegios que socialmente han sido asignados a los hombres, perpetuándose así la violencia contra las mujeres en lugar de trabajar para erradicarla.

Es necesario tener una posición política feminista por parte de todos los recursos asistenciales para evitar todas estas consecuencias, pero sobre todo es fundamental realizar políticas públicas integrales, que actúen sobre todos los factores que intervienen en el mercado prostitucional y que cuenten con los recursos económicos suficientes para dar alternativas de salida de la prostitución a todas aquellas mujeres que así lo deseen.

Nuestra postura técnica es inseparable de nuestra postura ideológica feminista no habiendo asumido por ello la firma del escrito enviado desde otras entidades que conforman la mesa técnica de prostitución del Ayuntamiento de Madrid.

En todo caso, compartimos la necesidad e importancia que tienen que los partidos políticos cuenten con las entidades especializadas para el diseño de políticas públicas.

La Audiencia Nacional declara la nulidad de los estatutos del Sindicato Otras por considerar que la prostitución no puede ser una actividad sindicable

La sentencia reconoce que “la explotación sexual y la prostitución forzada suponen una forma de violencia contra las mujeres’’

La Sentencia dictada por la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional en virtud de la cual se estima la nulidad de los Estatutos del Sindicato Otras, ha sido recientemente notificada a la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla, tras la demanda presentada por dichas entidades con el respaldo de la Plataforma Estatal de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución.

Esta Sentencia supone un hito histórico para el movimiento feminista, puesto que se hace eco de las viejas reivindicaciones en las que venimos reclamando acabar con los privilegios masculinos de uso y abuso sexual de las mujeres, así como con la normalización de la industria de la prostitución que busca por todas las vías legalizar como actividad empresarial el proxenetismo organizado y la mercantilización del cuerpo de las mujeres. Hoy el derecho a la igualdad se ha visto garantizado por esta resolución judicial.

La Sentencia recoge así los argumentos esgrimidos por estas organizaciones, a los que se adhirió el Ministerio Fiscal, considerando que “no resulta admisible que el ámbito funcional de actuación de un sindicato comprenda actividades que por su naturaleza no pueden ser objeto de un válido contrato de trabajo como es la prostitución por cuenta ajena”.

En efecto, tal y como señala la sentencia en base a los fundamentos acuñados por las organizaciones feministas: “la explotación sexual y la prostitución forzada suponen una forma de violencia contra las mujeres, que vulnera la dignidad de la persona, la libertad sexual y el principio de igualdad entre mujeres y hombres”.

Queremos hacer hincapié acerca de las negativas repercusiones que una hipotética sentencia en sentido contrario hubiera tenido. El aceptar de forma colectiva que los proxenetas y sus asociaciones pudieran negociar con mujeres, hubiera supuesto la vulneración del derecho personalísimo a la libertad sexual, es decir, a decidir sin coacción con quién, cuándo y con qué tipo de prácticas se mantienen relaciones sexuales.

En base a lo expuesto, la Sentencia declara finalmente “que no resulta posible con arreglo a nuestro derecho la celebración de contrato de trabajo cuyo objeto sea la prostitución por cuenta ajena, esto es, un contrato en virtud del cual el trabajador asuma la obligación de mantener las relaciones sexuales que le indique el empresario, con las personas que éste determine, a cambio de una remuneración, y el contrato que así se celebre debe reputarse nulo”.

Desde la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, esperamos que esta Sentencia marque la línea a seguir en nuestros tribunales y en especial los criterios por los que se rijan las políticas públicas, que hasta la fecha se han mostrado dubitativas sino pasivas ante esta lacra, e implementen los cambios legales necesarios para la erradicación de la prostitución y la consecución de una igualdad efectiva.

Aunque somos conscientes de que aún queda mucho por hacer en el camino hacia la erradicación de la prostitución y de toda forma de violencia contra las mujeres, celebramos enormemente la sentencia de la Audiencia Nacional, que sin lugar a dudas nos acerca al logro de los objetivos por los que luchamos incansablemente desde el movimiento feminista.

Podemos admite ante organizaciones del movimiento feminista que no tiene posicionamiento sobre la prostitución

El movimiento feminista se reunió el pasado viernes 5 de octubre en el Congreso de los Diputados con representantes de Podemos para exigir un claro posicionamiento abolicionista desde el partido.

Amelia Tiganus, superviviente de prostitución y trata y activista de Feminicidio.net, encabezó la comitiva de 15 representantes de 13 organizaciones abolicionistas: Plataforma de Organizaciones por la Abolición de la Prostitución, Plataforma Abolicionista Canaria, Plataforma de Permisos Parentales Iguales e Intransferibles por nacimiento o adopción (PPiiNA), Fórum de Política Feminista, Fórum Feminista de Madrid, Partido Feminista, Libres y Combativas, Movimiento Democrático de Mujeres, Plataforma Feminista 7N contra las violencias machistas de Madrid, Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, Asociación Feminista Tiemar, Comunicadoras 8M, y Feminicidio.net-Asociación La Sur.

El grupo de mujeres fue recibido por Sofía Castañón, diputada por Asturias y portavoz de la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados; Ángela Rodríguez, diputada por Pontevedra y portavoz adjunta de la Comisión de Igualdad; Rita Bosaho, diputada por Alicante y vocal de la Comisión de Igualdad; y Beatriz Gimeno, diputada de la Asamblea de Madrid y portavoz de la Comisión de Mujer.

Durante una hora las portavoces de las organizaciones abolicionistas expusieron sus argumentos y preguntaron a las diputadas por el posicionamiento de Podemos sobre prostitución, de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas y las elecciones europeas. Ante las preguntas, Sofía Castañón explicó que su partido se encontraba en un proceso de debate interno, por lo que evitó posicionarse, al igual que el resto de diputadas.

“Lo que nos destruye no es la trata, que puede ser un concepto vacío asociado a que una mujer está encadenada y no lo está la mayoría de las veces. La trata, en realidad, es ese proceso a través del cual llegamos a ser explotadas sexualmente. Lo que nos daña es ser penetradas por boca, vagina y ano por hombres que no deseamos. No hay consentimiento aunque nos resignemos a tolerar esa situación de extrema violencia. El lobby proxeneta tergiversa el Protocolo de Palermo y hace propaganda para cambiar la percepción social sobre el consentimiento de la víctima haciendo ver que hay una prostitución mala que es la trata, y una prostitución buena que es la prostitución voluntaria, cuando en realidad solo hay una prostitución que siempre es mala, y lo único que varía son las circunstancias a través de las cuales se llega a ella”, aseguró Tiganus, que planteó la abolición de la prostitución como el único camino para erradicar la trata. Ante la posición de debate abierto por parte de Podemos, la superviviente de prostitución insistió: “Yo me enfrento no solo el estigma de la puta, sino también a toda una mafia, a proxenetas, a puteros, a hombres machistas que aunque no sean puteros no quieren renunciar al privilegio de acceder al cuerpo de las mujeres”.

La Plataforma de Organizaciones por la Abolición de la Prostitución, representada por Rosario Carracedo, reclamó a Podemos que se pronuncie y se sume a las iniciativas para desmantelar la industria del sexo y el proxenetismo apoyando la peticiones de penalización de todas las formas de proxenetismo. También recordó la oposición del movimiento abolicionista a la reforma del Código Penal en 1995, cuando alertó de que suponía una despenalización del proxenetismo y que “luego permitió que España, que era un país de tránsito de la trata, se convirtiera en un país de destino”.

Las Organizaciones Abolicionistas EXIGEN:

  • Que los organismos internacionales competentes ADOPTEN una Convención Universal sobre PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE MUJERES y NIÑAS CONTRA TODAS LAS FORMAS DE VIOLENCIA PATRIARCAL.
  • Que esa Convención Universal defina todas las formas de violencia como prácticas incompatibles con los derechos humanos de las mujeres, incluidas la prostitución y los vientres de alquiler.
  • Que los Estados adopten en su legislación interna normas que penalicen todas las formas de proxenetismo y establezcan mecanismos de incautación de los beneficios obtenidos de la explotación sexual de mujeres y menores con reversión directa a favor de las supervivientes.
  • Que los Estados promuevan normativas que sancionen la demanda de prostitución, pues los puteros son responsables directos de esta forma extrema de violencia hacia las mujeres.
  • Que los Estados eliminen cualquier legislación o normativa que penalice o sancione a las mujeres en situación de prostitución, así como cualquier antecedente penal o administrativo que pudiera devenir de normativa anteriores.
  • Que los Estados garanticen a las mujeres en situación de prostitución los mecanismos y recursos suficientes para salir de esta forma extrema de explotación y violencia.
  • Que los Estados adopten una normativa que impida cualquier forma de explotación reproductiva de las mujeres, blindando sus ordenamientos jurídicos para impedir que bajo ninguna normativa, se pueda normalizar o validar los contratos de vientres de alquiler.
  • El movimiento feminista abolicionista exige a los partidos que se dicen “de izquierdas”, que desarrollen políticas abolicionistas que se traduzcan en compromiso económico y medidas concretas, para acabar con la prostitución.

La prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler son formas brutales de abuso sexual y violencia que se ejerce contra mujeres y niñas; por ello las mujeres feministas unimos nuestras voces para denunciar la impunidad de los agresores y la falta de compromiso de los Gobiernos para abolir estas prácticas que reproducen la desigualdad y la violencia.

Las Organizaciones asistentes y sus representantes en la convocatoria han sido:

Plataforma de Organizaciones por la Abolición de la Prostitución, representada por Rosario Carracedo Bullido.

Plataforma Abolicionista Canaria, representada por Esther Torrado Martín-Palomino.

Plataforma de Permisos Parentales Iguales e Intransferibles por nacimiento o adopción (PPiiNA), representada por Ángeles Briñón García.

Fórum de Política Feminista, representado por Lucía Mazarrasa Alvear (Fórum Estatal) y Fórum Feminista de Madrid, representado por Henar Sastre Domingo.

Partido Feminista, representado por Roma González Sanz.

Libres y Combativas, representada por Ana García Rubio y Bárbara Areal Casset.

Movimiento Democrático de Mujeres, representado por Nora Gabriela García Nieves.

Plataforma Feminista 7N contra las violencias machistas de Madrid, representada por Alba Pérez Ciudad.

Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, representada por Sara Vicente Collado.

Asociación Feminista Tiemar, representada por Vicenta Monge García.

Comunicadoras 8M, representadas por Yolanda Martos Wensell.

Feminicidio.net-Asociación La Sur, representada por Amelia Tiganus, Graciela Atencio y Nerea Novo.

Asistieron a la reunión también María Yolanda Rodríguez Villegas y Beatriz Sagrado Roberto.

MANIFIESTO CONTRA LA MERCANTILIZACIÓN DEL CUERPO DE LAS MUJERES

Mujeres feministas de diferentes lugares del mundo, ante el 25 de noviembre de 2018, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres:

DENUNCIAMOS

Que el sistema patriarcal ha creado un conjunto de mecanismos económicos, políticos y culturales que promueven la desigualdad entre hombres y mujeres y hacen posible la explotación sexual y reproductiva.

Que la violencia ejercida en la prostitución por hombres de todo el mundo y aprendida en la pornografía devalúa la imagen de las mujeres, normaliza la violencia sexual masculina y favorece la desigualdad entre hombres y mujeres.

Que en las últimas décadas, el capitalismo neoliberal ha mercantilizado todos los ámbitos de la actividad humana, incluidas la sexualidad y la reproducción. Y así ha reducido a millones de mujeres y niñas, muchas de ellas en situación de pobreza extrema, a la condición de mercancías para la explotación sexual y reproductiva.

Que el discurso del capitalismo neoliberal sobre la libertad individual y el consentimiento es el fundamento ideológico que legitima la explotación de niñas y mujeres en la pornografía, la prostitución y los vientres de alquiler.

Que el lobby pro-prostitución integrado por puteros y proxenetas, instalados algunos de ellos en cualificados ámbitos de poder, presiona para que la pornografía, la prostitución y los vientres de alquiler sean legalizados y considerados actividades libres, ocultando de esa forma la criminalidad, la violencia, la trata y la esclavitud que están en el origen esos negocios.

EXIGIMOS

Que los organismos internacionales competentes ADOPTEN una Convención Universal sobre PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE MUJERES y NIÑAS CONTRA TODAS LAS FORMAS DE VIOLENCIA PATRIARCAL.

  • Que esa Convención Universal defina todas las formas de violencia como prácticas incompatibles con los derechos humanos de las mujeres, incluidas la prostitución y los vientres de alquiler.
  • Que los Estados adopten en su legislación interna normas que penalicen todas las formas de proxenetismo y establezcan mecanismos de incautación de los beneficios obtenidos de la explotación sexual de mujeres y menores con reversión directa a favor de las supervivientes.
  • Que los Estados promuevan normativas que sancionen la demanda de prostitución, pues los puteros son responsables directos de esta forma extrema de violencia hacia las mujeres.
  • Que los Estados eliminen cualquier legislación o normativa que penalice o sancione a las mujeres en situación de prostitución, así como cualquier antecedente penal o administrativo que pudiera devenir de normativa anteriores.
  • Que los Estados garanticen a las mujeres en situación de prostitución los mecanismos y recursos suficientes para salir de esta forma extrema de explotación y violencia.
  • Que los Estados adopten una normativa que impida cualquier forma de explotación reproductiva de las mujeres, blindando sus ordenamientos jurídicos para impedir que bajo ninguna normativa, se pueda normalizar o validar los contratos de vientres de alquiler.

La prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler son formas brutales de abuso sexual y violencia que se ejerce contra mujeres y niñas; por ello las mujeres feministas unimos nuestras voces para denunciar la impunidad de los agresores y la falta de compromiso de los Gobiernos para abolir estas prácticas que reproducen la desigualdad y la violencia.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA CAMPAÑA Y COMUNICADO EN OTROS IDIOMAS AQUÍ

PARA ADHERIRTE AL MANIFIESTO PINCHA AQUÍ

Lanzamiento de ‘De Palo en Palo’

La violencia y deterioro que sufre una mujer en situación de prostitución es como un cante oscuro, un cante tiznado de negro profundo, de hollín de fragua y sudor incesante como si fuesen lágrimas que el cuerpo expulsa, un llanto que no cesa.

Desde la Delegación de Andalucía de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, presentamos el proyecto ‘’De Palo en Palo’’, tratando de dar un paso más hacia la sensibilización, sobre todo de la población más joven, acerca de lo que realmente significa consumir prostitución.

Consideramos más que necesario dar difusión a la idea de que la prostitución es realmente una forma más de violencia de género.

El corto ‘’De Palo en Palo’’, trata de dar visibilidad a la situación de las mujeres que se encuentran en situación de prostitución y la relación directa de ésta con la violencia. La bailaora, a través de distintos palos del flamenco, nos hace ver el drama de la cosificación y deshumanización de la protagonista, que pasa de ser una persona, a una mera mercancía.

Proyecto subvencionado por:

En Navarra, la prostitución ya es considerada una forma de violencia contra la mujer

Desde el año 2004 en que se aprobo la Ley integral contra la violencia hacia las mujeres, las feministas radicales, anticapitalistas, autónomas y abolicionistas hemos venido reivindicando la inclusión en la ley de una de las manifestaciones más graves de la violencia machista, la Prostitucion.

Finalmente, el movimiento feminista navarro ha logrado incorporar en la ley foral 14/2015, contra la violencia hacia las Mujeres esta histórica reivindicación.

Ahora podemos celebrar que en Navarra la Prostitucion en todas sus formas y manifestaciones esta definida como una forma de violencia contra las Mujeres.

Esta definición abre el camino a señalar como agresores y responsables directos de esta manifestación de violencia a los hombres que acuden a la Prostitución, pero sobre todo a todos aquellos que se lucran directa o indirectamente de la Prostitución, a la industria del sexo, a los medios de comunicación que aún insertaban anuncios de Prostitución cada día.

Sin duda, ha comenzado el camino hacia la igualdad real entre mujeres y hombres.