LAS ORGANIZACIONES DE MUJERES RECIBIMOS CON CAUTELA LA DECISIÓN DEL MINISTERIO DE TRABAJO DE DEJAR EN MANOS DE LA FISCALÍA LA IMPUGNACIÓN DE LOS ESTATUTOS DEL SINDICATO DE PROXENETAS

La Comisión de Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla, integrantes de la Plataforma Estatal de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la prostitución hemos recibido con cautela la noticia del Ministerio de Trabajo en la que expresa su voluntad de que los Estatutos del Sindicato “Otras” sean impugnados por la Fiscalía General del Estado.

En el transcurso de estos casi tres meses, es decir, desde que el pasado 4 de agosto se publicara la inscripción del sindicato OTRAS, el Ministerio se ha caracterizado por una gestión errática, variando la versión cada vez que se le ha interpelado al respecto, y ahora deja la responsabilidad en la Fiscalía General del Estado.

Esperamos, que la voluntad expresada en este momento sea la definitiva y que la Fiscalía esté en sintonía y se adhiera a la petición de impugnación y nulidad de los Estatutos, realizada por el movimiento feminista.

Las organizaciones de mujeres hemos desplegado, en estos meses, todos los esfuerzos posibles para parar lo que es un atropello a la dignidad, a la igualdad y a los derechos humanos de las mujeres; por ello hemos presentado tanto la nulidad de pleno derecho en vía administrativa, como la correspondiente demanda ante la Audiencia Nacional.

Todo ello ha supuesto una inversión de recursos y esfuerzos, que se hubieran podido evitar si se hubiera actuado con diligencia desde el Ministerio y el Gobierno.

Solicitud de nulidad de pleno derecho del procedimiento para la inscripción del sindicato OTRAS

La Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla, en una solicitud conjunta han solicitado a la Dirección General de Trabajo adscrita al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social la NULIDAD DE PLENO DERECHO del procedimiento seguido por la administración para la inscripción del sindicato OTRAS.

Esta petición ha sido efectuada por el movimiento feminista ante la certeza de que la inscripción del sindicato atenta contra los derechos humanos de las mujeres, ya que la prostitución es una de las formas más execrables de violencia sexual ejercida contra las mujeres y las niñas, suponiendo una de las expresiones de dominación y violencia patriarcal, de todo punto incompatibles con la igualdad real entre mujeres y hombres, que no pueden ser legalizables, ni amparables bajo ningún paraguas de normalización de dicha violencia.

Nuestra organización, que ya interpuso una demanda judicial instando la NULIDAD DE PLENO DERECHO de los estatutos y del acta de constitución del sindicato ante la Audiencia Nacional, complementa su actuación volviendo a actuar esta vez contra el Gobierno y solicitándole al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que enmiende su negligencia institucional en este asunto, puesto que cualquier negligencia o inacción gubernamental, podría suponer la normalización de la prostitución y la legalización de organizaciones de proxenetas, intentando equipararse a organizaciones que defienden los derechos de trabajadoras y trabajadores, cuando en realidad son el segundo negocio ilícito a nivel mundial.

La petición ante la Administración se realiza tras la dejación del propio Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en efectuarlo de oficio tal como había asegurado, así como ante la alarma generada con sus declaraciones en los medios de comunicación acerca de que no actuarán de oficio, permaneciendo a la espera de una resolución judicial.

La errática actuación de la Administración ante un asunto de esencial trascendencia para todas las mujeres y, por ende, para toda la sociedad, pone en cuestión las declaradas posiciones abolicionistas del actual gobierno, así como el compromiso del mismo en la lucha contra todas las formas de violencia contra las mujeres, por lo que conlleva de vulneración de derechos humanos la admisión de un Sindicato denominado de trabajadoras sexuales (OTRAS) en el Estado español.

Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres

Podemos admite ante organizaciones del movimiento feminista que no tiene posicionamiento sobre la prostitución

El movimiento feminista se reunió el pasado viernes 5 de octubre en el Congreso de los Diputados con representantes de Podemos para exigir un claro posicionamiento abolicionista desde el partido.

Amelia Tiganus, superviviente de prostitución y trata y activista de Feminicidio.net, encabezó la comitiva de 15 representantes de 13 organizaciones abolicionistas: Plataforma de Organizaciones por la Abolición de la Prostitución, Plataforma Abolicionista Canaria, Plataforma de Permisos Parentales Iguales e Intransferibles por nacimiento o adopción (PPiiNA), Fórum de Política Feminista, Fórum Feminista de Madrid, Partido Feminista, Libres y Combativas, Movimiento Democrático de Mujeres, Plataforma Feminista 7N contra las violencias machistas de Madrid, Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, Asociación Feminista Tiemar, Comunicadoras 8M, y Feminicidio.net-Asociación La Sur.

El grupo de mujeres fue recibido por Sofía Castañón, diputada por Asturias y portavoz de la Comisión de Igualdad en el Congreso de los Diputados; Ángela Rodríguez, diputada por Pontevedra y portavoz adjunta de la Comisión de Igualdad; Rita Bosaho, diputada por Alicante y vocal de la Comisión de Igualdad; y Beatriz Gimeno, diputada de la Asamblea de Madrid y portavoz de la Comisión de Mujer.

Durante una hora las portavoces de las organizaciones abolicionistas expusieron sus argumentos y preguntaron a las diputadas por el posicionamiento de Podemos sobre prostitución, de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas y las elecciones europeas. Ante las preguntas, Sofía Castañón explicó que su partido se encontraba en un proceso de debate interno, por lo que evitó posicionarse, al igual que el resto de diputadas.

“Lo que nos destruye no es la trata, que puede ser un concepto vacío asociado a que una mujer está encadenada y no lo está la mayoría de las veces. La trata, en realidad, es ese proceso a través del cual llegamos a ser explotadas sexualmente. Lo que nos daña es ser penetradas por boca, vagina y ano por hombres que no deseamos. No hay consentimiento aunque nos resignemos a tolerar esa situación de extrema violencia. El lobby proxeneta tergiversa el Protocolo de Palermo y hace propaganda para cambiar la percepción social sobre el consentimiento de la víctima haciendo ver que hay una prostitución mala que es la trata, y una prostitución buena que es la prostitución voluntaria, cuando en realidad solo hay una prostitución que siempre es mala, y lo único que varía son las circunstancias a través de las cuales se llega a ella”, aseguró Tiganus, que planteó la abolición de la prostitución como el único camino para erradicar la trata. Ante la posición de debate abierto por parte de Podemos, la superviviente de prostitución insistió: “Yo me enfrento no solo el estigma de la puta, sino también a toda una mafia, a proxenetas, a puteros, a hombres machistas que aunque no sean puteros no quieren renunciar al privilegio de acceder al cuerpo de las mujeres”.

La Plataforma de Organizaciones por la Abolición de la Prostitución, representada por Rosario Carracedo, reclamó a Podemos que se pronuncie y se sume a las iniciativas para desmantelar la industria del sexo y el proxenetismo apoyando la peticiones de penalización de todas las formas de proxenetismo. También recordó la oposición del movimiento abolicionista a la reforma del Código Penal en 1995, cuando alertó de que suponía una despenalización del proxenetismo y que “luego permitió que España, que era un país de tránsito de la trata, se convirtiera en un país de destino”.

Las Organizaciones Abolicionistas EXIGEN:

  • Que los organismos internacionales competentes ADOPTEN una Convención Universal sobre PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE MUJERES y NIÑAS CONTRA TODAS LAS FORMAS DE VIOLENCIA PATRIARCAL.
  • Que esa Convención Universal defina todas las formas de violencia como prácticas incompatibles con los derechos humanos de las mujeres, incluidas la prostitución y los vientres de alquiler.
  • Que los Estados adopten en su legislación interna normas que penalicen todas las formas de proxenetismo y establezcan mecanismos de incautación de los beneficios obtenidos de la explotación sexual de mujeres y menores con reversión directa a favor de las supervivientes.
  • Que los Estados promuevan normativas que sancionen la demanda de prostitución, pues los puteros son responsables directos de esta forma extrema de violencia hacia las mujeres.
  • Que los Estados eliminen cualquier legislación o normativa que penalice o sancione a las mujeres en situación de prostitución, así como cualquier antecedente penal o administrativo que pudiera devenir de normativa anteriores.
  • Que los Estados garanticen a las mujeres en situación de prostitución los mecanismos y recursos suficientes para salir de esta forma extrema de explotación y violencia.
  • Que los Estados adopten una normativa que impida cualquier forma de explotación reproductiva de las mujeres, blindando sus ordenamientos jurídicos para impedir que bajo ninguna normativa, se pueda normalizar o validar los contratos de vientres de alquiler.
  • El movimiento feminista abolicionista exige a los partidos que se dicen “de izquierdas”, que desarrollen políticas abolicionistas que se traduzcan en compromiso económico y medidas concretas, para acabar con la prostitución.

La prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler son formas brutales de abuso sexual y violencia que se ejerce contra mujeres y niñas; por ello las mujeres feministas unimos nuestras voces para denunciar la impunidad de los agresores y la falta de compromiso de los Gobiernos para abolir estas prácticas que reproducen la desigualdad y la violencia.

Las Organizaciones asistentes y sus representantes en la convocatoria han sido:

Plataforma de Organizaciones por la Abolición de la Prostitución, representada por Rosario Carracedo Bullido.

Plataforma Abolicionista Canaria, representada por Esther Torrado Martín-Palomino.

Plataforma de Permisos Parentales Iguales e Intransferibles por nacimiento o adopción (PPiiNA), representada por Ángeles Briñón García.

Fórum de Política Feminista, representado por Lucía Mazarrasa Alvear (Fórum Estatal) y Fórum Feminista de Madrid, representado por Henar Sastre Domingo.

Partido Feminista, representado por Roma González Sanz.

Libres y Combativas, representada por Ana García Rubio y Bárbara Areal Casset.

Movimiento Democrático de Mujeres, representado por Nora Gabriela García Nieves.

Plataforma Feminista 7N contra las violencias machistas de Madrid, representada por Alba Pérez Ciudad.

Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, representada por Sara Vicente Collado.

Asociación Feminista Tiemar, representada por Vicenta Monge García.

Comunicadoras 8M, representadas por Yolanda Martos Wensell.

Feminicidio.net-Asociación La Sur, representada por Amelia Tiganus, Graciela Atencio y Nerea Novo.

Asistieron a la reunión también María Yolanda Rodríguez Villegas y Beatriz Sagrado Roberto.

MANIFIESTO CONTRA LA MERCANTILIZACIÓN DEL CUERPO DE LAS MUJERES

Mujeres feministas de diferentes lugares del mundo, ante el 25 de noviembre de 2018, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres:

DENUNCIAMOS

Que el sistema patriarcal ha creado un conjunto de mecanismos económicos, políticos y culturales que promueven la desigualdad entre hombres y mujeres y hacen posible la explotación sexual y reproductiva.

Que la violencia ejercida en la prostitución por hombres de todo el mundo y aprendida en la pornografía devalúa la imagen de las mujeres, normaliza la violencia sexual masculina y favorece la desigualdad entre hombres y mujeres.

Que en las últimas décadas, el capitalismo neoliberal ha mercantilizado todos los ámbitos de la actividad humana, incluidas la sexualidad y la reproducción. Y así ha reducido a millones de mujeres y niñas, muchas de ellas en situación de pobreza extrema, a la condición de mercancías para la explotación sexual y reproductiva.

Que el discurso del capitalismo neoliberal sobre la libertad individual y el consentimiento es el fundamento ideológico que legitima la explotación de niñas y mujeres en la pornografía, la prostitución y los vientres de alquiler.

Que el lobby pro-prostitución integrado por puteros y proxenetas, instalados algunos de ellos en cualificados ámbitos de poder, presiona para que la pornografía, la prostitución y los vientres de alquiler sean legalizados y considerados actividades libres, ocultando de esa forma la criminalidad, la violencia, la trata y la esclavitud que están en el origen esos negocios.

EXIGIMOS

Que los organismos internacionales competentes ADOPTEN una Convención Universal sobre PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE MUJERES y NIÑAS CONTRA TODAS LAS FORMAS DE VIOLENCIA PATRIARCAL.

  • Que esa Convención Universal defina todas las formas de violencia como prácticas incompatibles con los derechos humanos de las mujeres, incluidas la prostitución y los vientres de alquiler.
  • Que los Estados adopten en su legislación interna normas que penalicen todas las formas de proxenetismo y establezcan mecanismos de incautación de los beneficios obtenidos de la explotación sexual de mujeres y menores con reversión directa a favor de las supervivientes.
  • Que los Estados promuevan normativas que sancionen la demanda de prostitución, pues los puteros son responsables directos de esta forma extrema de violencia hacia las mujeres.
  • Que los Estados eliminen cualquier legislación o normativa que penalice o sancione a las mujeres en situación de prostitución, así como cualquier antecedente penal o administrativo que pudiera devenir de normativa anteriores.
  • Que los Estados garanticen a las mujeres en situación de prostitución los mecanismos y recursos suficientes para salir de esta forma extrema de explotación y violencia.
  • Que los Estados adopten una normativa que impida cualquier forma de explotación reproductiva de las mujeres, blindando sus ordenamientos jurídicos para impedir que bajo ninguna normativa, se pueda normalizar o validar los contratos de vientres de alquiler.

La prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler son formas brutales de abuso sexual y violencia que se ejerce contra mujeres y niñas; por ello las mujeres feministas unimos nuestras voces para denunciar la impunidad de los agresores y la falta de compromiso de los Gobiernos para abolir estas prácticas que reproducen la desigualdad y la violencia.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA CAMPAÑA Y COMUNICADO EN OTROS IDIOMAS AQUÍ

PARA ADHERIRTE AL MANIFIESTO PINCHA AQUÍ